¿El uso de Internet puede disparar la depresión?

Un estudio apunta a que algunas formas de uso de Internet podrían traer problemas de salud mental con el tiempo

Los adolescentes con hábitos online no saludables tendrían más riesgo de desarrollar depresión, reveló un estudio efectuado en China.

Aunque los resultados no prueban una relación causal, son el primer acercamiento a si algunas formas de uso de Internet podrían gatillar problemas de salud mental en el tiempo.

Los autores reunieron a más de mil  estudiantes secundarios de la ciudad de Guangzhou y les pidieron que respondieran dos cuestionarios con un intervalo de nueve meses.

Entre los  mil 41 estudiantes sin signos de ansiedad y depresión al inicio del estudio, los que usaban Internet de manera «no saludable» eran 2,5 veces más propensos a tener síntomas de depresión en la segunda evaluación.

«Esto sugiere que los jóvenes sin trastornos mentales, pero que usan Internet de manera patológica, podrían desarrollar depresión», escribió en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine el equipo de Lawrence T. Lam, de la University of Notre Dame en Australia, y de Zi-Wen Peng, de la Universidad de SunYat-Sen, en Guangzhou.

Los investigadores definieron el uso «patológico» de Internet según la Escala de Adicción Juvenil a Internet, que incluye 20 preguntas sobre el efecto de la Red en el rendimiento escolar, el tiempo dedicado a las tareas escolares y si existe el temor a que la vida sea aburrida o vacía sin Internet.

El 6 por ciento de los estudiantes de China hacía un uso «moderadamente» patológico, mientras que 2 le daban a Internet un uso «gravemente» patológico.

El 8 por ciento de los adolescentes desarrollaron síntomas de depresión durante el estudio y aquellos con «malos» hábitos online formaban el grupo de alto riesgo.

No hubo relación entre el uso de Internet y la aparición de la ansiedad.

Aunque el estudio puso a prueba esos hábitos antes de los síntomas de depresión, los resultados no permiten concluir si también influyeron otros problemas psicológicos.

Aun así, el doctor David A. Gorelick, que no participó en el estudio, dijo que el diseño de la investigación es bastante sólido.

«Le permite a los especialistas en salud mental y los padres pensar más sobre los efectos potenciales del uso patológico de Internet en los adolescentes», dijo Gorelick, psiquiatra del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas, en Baltimore.

A partir de sus estudios sobre adultos adictos a las drogas, Gorelick concluyó que la adicción hace colapsar la vida social de sus víctimas, lo que causaría depresión. Lo mismo ocurriría con las adicciones conductuales, como la ludopatía, que los psiquiatras reconocen cada vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.