Aquí están los cuatro empresarios más ricos de Japón

En todos los países existe una lista de millonarios que marcan la diferencia con negocios exitosos.

Hoy queremos contarte sobre los cuatro millonarios de los que poco se conoce pero que han transformado las industrias en Japón.

A continuación, te compartimos los cuatro primeros lugares de la lista de Forbes de las 50 personas más ricas de Japón.

Tadashi Yanai 

Con tan sólo 23 años, el dueño de Uniqlo, comenzó a trabajar en la sastrería de su padre. Una chaqueta en diferentes colores se convirtió en la prenda favorita de la clase media en Japón durante la recesión y Uniqclo pasó de ser una marca desconocida a ser el negocio textil más importante del país.
Posee la fortuna más importante de Japón que, de acuerdo con Forbes, asciende a 22.3 billones de dólares.

Masayoshi Son 

Es un empresario japonés de ascendencia coreana, fundador y propietario del grupo SoftBank y presidente de Sprint Corporation. Tiene 63 años y posee la segunda fortuna más importante de Japón con más de 20.5 billones de dólares, de acuerdo con Forbes.
Es uno de los más grandes emprendedores tecnológicos de la historia, sin él no se entiende el éxito de Uber, Slack o Alibaba. Ganó, con solo 21 años, su primer millón de dólares vendiendo su startup a Sharp.

Takemitsu Takizaki

Es el presidente de la compañía Keyence, que desarrolla, produce y vende sensores, marcadores láser y microscopios, entre otros productos. Fundó la empresa en 1974. El objetivo de Keyence, no es comercializar productos que el mercado exige, sino crear cosas que el consumidor aún no sabe que quiere.
Su fortuna asciende a 19.8 billones dólares, convirtiéndose en el tercer hombre más rico de Japón.

Nobutada Saji

Es un empresario japonés, director ejecutivo de Suntory Ltd, el tercer destilador más grande del mundo detrás de marcas como Jim Beam y Makers Mark, así como fabricante de cerveza y alimentos.
Es licenciado en economía de la Universidad de Keio. Posee la cuarta fortuna más importante de Japón que asciende a 9.4 billones de dólares.