Encuentran que la aspirina podría servir para tratar los casos de cáncer de mama más agresivos

Una nueva investigación en el Reino Unido incluyó al reconocido fármaco como parte de un ensayo que busca ayudar en el tratamiento contra el cáncer de mama triple negativo.

Un programa de investigación en el Reino Unido ha considerado que el Ácido acetilsalicílico, popularmente conocido como aspirina, es un posible fármaco que puede ayudar a combatir los casos agresivos de cáncer de mama.

El equipo de expertos de Christie NHS Foundation Trust de Manchester espera que las propiedades antiinflamatorias que propicia la aspirina puedan combinarse con la inmunoterapia, especialmente para pacientes con cáncer de mama triple negativo.

Si bien existe alguna evidencia en animales que ha mostrado resultados alentadores, este tipo de ensayos buscan determinar qué tan seguro y efectivo podría ser el uso de la aspirina en estos casos.

«No todos los cánceres de mama responden bien a la inmunoterapia. Probar el uso de un medicamento como la aspirina es emocionante porque está muy disponible y es económico de producir», dijo Anne Armstrong, la directora del ensayo.

¿En qué consiste el ensayo?

Para el estudio, Armstrong le suministrará a los pacientes el anticuerpo avelumab -fármaco usado en inmunoterapia- con y sin aspirina, antes de cualquier intervención quirúrgica o aplicación de quimioterapia.

«Esperamos que nuestro ensayo demuestre que, cuando se combina con inmunoterapia, la aspirina puede mejorar sus efectos, y en última instancia, puede proporcionar una nueva forma segura de tratar el cáncer de mama», agregó la experta.

Rebeca Lee, coautora de la investigación, espera que «la aspirina pueda reducir la inflamación grave para que el sistema inmunológico pueda continuar con la tarea de matar las células cancerosas».

Cada año alrededor de 8.000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama triple negativo en el Reino Unido. Este tipo de cáncer es poco común, pero normalmente resulta más agresivo que otros.

La investigación es financiada por el programa Breast Cancer Now Catalyst, que busca acelerar el progreso en la investigación, innovación y tratamiento del cáncer de mama. La empresa farmacéutica Pfizer también ha proporcionado fondos para la organización benéfica.