Gobierno de EE.UU. confía en éxito de los vehículos eléctricos

Nuevo informe del Departamento de Recursos Energéticos dice que ahora son más asequibles

El incipiente mercado de los vehículos eléctricos está a punto de hacer un avance importante debido a que las inversiones sin precedentes en tecnología de baterías están haciendo que estos automóviles sean asequibles para muchos consumidores de Estados Unidos y de otros lugares, según prevé un nuevo informe del Departamento de Recursos Energéticos de Estados Unidos.

El precio de las baterías de los vehículos eléctricos, la parte más cara, disminuirá en un 70 por ciento en los próximos cinco años, según indica el organismo. Esto significa que el precio de los vehículos eléctricos disminuirá hasta al menos 25.000 dólares en Estados Unidos, un precio equivalente al costo de muchos de los nuevos automóviles que funcionan con gasolina. Los autos híbridos que funcionan tanto con electricidad como con gasolina costarán incluso menos, según el Departamento de Recursos Energéticos.

Las fábricas en Estados Unidos están listas para captar el 40 por ciento del mercado mundial de las baterías de automóviles para el año 2015, gracias a la inversión de 12.000 millones de dólares que el gobierno ha hecho en tecnologías para vehículos avanzados, según el informe. Los fondos se asignaron bajo la Ley de Recuperación y Reinversión en Estados Unidos de 2009, legislación que el Congreso aprobó para estimular la economía en crisis.

En total, se asignaron 5.000 millones de dólares para contribuir a la electrificación del sector del transporte en el país, y de estos se aprobaron 2.400 millones para establecer 30 plantas de producción de componentes y baterías eléctricas — esta financiación se ha completado con dinero aportado en iguales cantidades por inversores del sector privado.

“Por medio de préstamos a pequeñas empresas, un enfoque en la investigación y el desarrollo en alta tecnología y sectores de rápido crecimiento como la energía limpia, hemos dirigido el crecimiento de nuestra economía aprovechando el espíritu innovador del pueblo estadounidense”, dijo el presidente Obama en una ceremonia de inauguración de una nueva planta de baterías el 15 de julio en Michigan. Al invertir en plantas de baterías para vehículos eléctricos, el país no sólo está creando empleos, “también significa que vamos a depender menos del petróleo extranjero”, expresó Obama.

La fábrica de Michigan, construida en una parte de la región medio oeste de Estados Unidos azotada por la recesión, recibió una subvención federal de 151 millones de dólares para comenzar operaciones. La fábrica suplirá células de batería que la empresa General Motors utilizará en su Chevy Volt, un vehículo mayormente eléctrico que salió al mercado la semana pasada y para la edición eléctrica del Ford Focus, que saldrá en 2011.

Al hacer grandes inversiones en plantas de baterías, el gobierno estadounidense confía en que los consumidores y las organizaciones responderán cuando los precios bajen. Un estudio reciente en el Reino Unido sugiere que los dueños de vehículos eléctricos los conducen de la misma manera que conducirían un vehículo a gasolina. Estos conductores no temen que su automóvil vaya a quedarse sin electricidad y los deje en el camino, lo que se solía citar como una de las desventajas de los vehículos eléctricos, dice el informe.

Por todo Estados Unidos hay ciudades que están instalando estaciones de carga conectadas al tendido eléctrico para prepararse para el mayor número de vehículos eléctricos que se espera. Algunos dueños de empresas particulares ya empiezan también a unirse a la idea.

Un vendedor de automóviles en Los Ángeles apareció en los titulares locales en fechas recientes cuando instaló estaciones de abastecimiento en sus concesionarios que no tenían automóviles eléctricos a la venta. Piensa ofrecer la electricidad de manera gratuita a cualquier conductor que lo necesite. “Cualquier cosa que mueva el mercado me parece bien”, dijo Mike Sullivan, el propietario de la empresa, al diario Los Angeles Business Journal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.