Japón entra en recesión empujada por el tsunami

Japón entró oficialmente en recesión luego de que el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo por segundo trimestre consecutivo a consecuencia del terremoto y tsunami que sacudieron al país asiático el pasado 11 de marzo.

La tercera mayor economía del mundo experimentó una contracción del PIB del 0,9% en el primer trimestre del 2011, según informó la Oficina del Gabinete del gobierno japonés.

Eso significa que la tasa anualizada de contracción ya alcanza el 3,7%.

Los analistas consultados por la BBC indican que una disminución importante del consumo interno y de las exportaciones fueron los dos elementos que influyeron más en la caída en la producción de bienes y servicios en el archipiélago asiático.

Permanecerá débil

«Se espera que la economía de Japón permanezca débil por el momento», dijo el ministro de Economía, Kaoru Yosano.

Sin embargo, Yosano dijo que la demanda de bienes se está recuperando en parte por los esfuerzos de reconstrucción tras el tsunami, lo que probablemente impulsará el crecimiento.

«La economía tiene la fuerza para recuperarse», dijo Yosano.

Naomi Fink, de la firma Japan Strategies, dijo que la parte más preocupante de los datos anunciados este jueves es la disminución de consumo privado en un 0,6%, ya que la gente decidió recortar sus gastos después del terremoto.

El consumo, al igual que en otras naciones desarrolladas como EE.UU., representa casi el 60% de la economía japonesa.

El índice de confianza del consumidor cayó a 33,1% en abril, según la Oficina del Gabinete.

Una lectura por debajo de 50% sugiere pesimismo entre los consumidores.

El segundo componente más importante de la tercera economía más grande del mundo es el comercio.

Las exportaciones representaron el 13,5% y las importaciones el 12,7% según el PIB en 2009.

El sismo y el tsunami impactaron las exportaciones, mientras que los costos de las importaciones aumentaron debido a los altos precios de las materias primas, en especial los combustibles fósiles.

El superávit comercial de Japón cayó un 34,3% en marzo frente al mismo mes hace un año.

«Uno de los problemas en el lado de las exportaciones es el esfuerzo que se está haciendo para restaurar las líneas de producción dañadas y las cadenas de suministro,» dijo Fink.

«En cuanto a las importaciones, está el aumento de la demanda de combustibles fósiles, para compensar la caída en el suministro de la energía nuclear», añadió.

Reconstrucción

Se espera que los esfuerzos de reconstrucción tengan un impacto positivo en la economía, y en consecuencia, del aumento de la demanda de bienes.

Pero eso sólo es probable que ocurra a finales de este año.

«No espero un crecimiento positivo en el segundo trimestre,» dijo Fink.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.