Unos bultos amarillos que aparecen en los párpados son indicio de un mayor riesgo de sufrir un infarto y otras enfermedades

Los xantelasmas están compuestos de colesterol malo.

La investigación, publicada en BMJ, (Revista Médica Británica), señala que estos pequeños levantamientos son producidos por un trastorno llamado xantelasma.

Y quienes los presentan en los párpados tienen 48% más riesgo de tener un infarto, asegura la investigación.

Los bultos, llamados xantelasmas, están compuestos principalmente de lipoproteína de baja densidad (LDL), el llamado colesterol malo, y son un indicio de que hay otros depósitos de estos compuestos en el organismo.

Los investigadores del Hospital Herlev en Dinamarca afirman que el hallazgo puede ser utilizado por los médicos para ayudar a diagnosticar a pacientes en riesgo.

El equipo de científicos siguió a 12,745 pacientes desde los años 1970.

Al comienzo del estudio, 4,4% de los participantes mostraban xantelasma.

Treinta años más tarde, 1.872 habían sufrido un infarto, 3.699 habían desarrollado enfermedad del corazón y 8.507 habían muerto.

Los datos revelaron que quienes tenían los xantelasmas en los párpados mostraron 48% más riesgo de sufrir un infarto, 39% más probabilidades de desarrollar enfermedad del corazón y 14% más riesgo de haber muerto durante el estudio.

Depósitos malignos

Los autores creen que los pacientes con xantelasma podrían tener más probabilidades de desarrollar depósitos de colesterol en todo el organismo.

Se sabe que los depósitos de esta sustancia grasa en las paredes que recubren el interior de las aterías, una enfermedad llamada aterosclerosis, conducen a enfermedad cerebro vascular, como derrame y embolia, y a infartos.

La investigación mostró que un paciente que sufre xantelasma, sea hombre o mujer, tiene una probabilidad entre cinco de desarrollar enfermedad del corazón en la próxima década.

Estos pacientes, dicen los autores, «son por lo general considerados de alto riesgo y deben tener cambios en el estilo de vida y recibir tratamiento para reducir el colesterol (LDL)».

Sin embargo, advierten, «hoy en día, la mayoría de las personas con xantelasma suelen consultar a dermatólogos porque desean retirarse los bultos por razones cosméticas».

«Algunas de estas personas podrían no estar recibiendo un control adecuado para manejar su mayor riesgo de enfermedad cardiovascular» agregan.

En una revisión del estudio, los cardiólogos estadounidenses Antonio Fernández y Paul Thompson concluyen que «los xantelasmas pueden ser utilizados por los médicos para identificar a la gente en mayor riesgo de enfermedad cardiovascular».

Por su parte, Judy O´Sullivan, de la Fundación Británica del Corazón, señala que «hay varias técnicas diferentes para predecir el riesgo que tiene una persona de desarrollar enfermedad cardiovascular en el futuro, pero ninguna es perfecta».

«Lo más importante es que, en principio, se use alguna de estas técnicas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.