4 enfermedades de transmisión sexual que se previenen con el uso del preservativo

Cada día, más de un millón de personas en el mundo adquieren una enfermedad de transmisión sexual, entre ellas sida según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS)

El Día Internacional del Condón se celebra el 13 de febrero y conmemora la creación y el empleo del preservativo como un recurso efectivo para reducir el contagio de infecciones y enfermedades de transmisión sexual, así como de embarazos no planificados o deseados. La fecha, propuesta por la Fundación para el Cuidado del Sida (AIDS Healthcare Foundation) ha logrado hasta este año que 39 países la promuevan con el fin de incentivar una vida sexual responsable.

Estas cuatro enfermedades de transmisión sexual (ETS) se pueden prevenir con el uso del condón:

-Sida: Cuando los condones se usan de manera correcta son altamente eficaces para prevenir la transmisión sexual del VIH, el virus que causa el SIDA. Respecto al contagio vía sexual, se produce cuando las personas tienen intimidad sin protección.
El paso del virus en las relaciones sexuales se realiza a través de las lesiones o heridas microscópicas que se producen durante la penetración y otras prácticas sexuales, por donde los fluidos de quien tiene el virus ingresan al cuerpo de la pareja.

– Gonorrea: El uso del preservativo previene la gonorrea, una enfermedad infecciosa que se caracteriza por la inflamación de las vías urinarias y los genitales. En el caso de los hombres, suelen experimentar un dolor intenso al orinar, mientras que las mujeres presentan secreciones o hinchazón de los labios vaginales.

– Herpes genital: Es una ETS que usualmente no presenta síntomas, lo que provoca que la mayoría de las personas que la padecen no tengan conocimiento de esta situación. Este virus provoca que aparezcan llagas en la piel y mientras una de ellas esté abierta, el contagio es prácticamente seguro. Existen tratamientos para secar las llagas, sin embargo, el virus se queda latente en el sistema, lo que significa que, una vez adquirido el herpes, en cualquier momento pueden aparecer más lesiones.

– Clamidia: La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual común. Es causada por la bacteria Chlamydia Trachomatis y puede infectar tanto a hombres como a mujeres. En el caso de ellas, pueden contraer clamidia en el cuello del útero, el recto o la garganta y los hombres pueden adquirirla en la uretra, el recto o la garganta.

Además, para el género femenino, la clamidia puede llegar a provocar daños en las vías urinarias y órganos reproductores, enfermedades de inflamaciones pélvicas y esterilidad. El género masculino puede presentar mucho dolor al orinar o en cualquier momento que el pene genere alguna secreción, además de enrojecimiento, inflamación y picazón.