Los protectores solares no evitan el daño de los rayos ultravioleta en la piel

descarga (1)¿Son suficientes las cremas solares para protegernos frente a cáncer de piel?

La respuesta podría sorprender a muchos ya que según una investigación publicada en «Nature», la respuesta es que al menos no son totalmente eficaces para prevenir el melanoma.

La investigación realizada en Universidad de Manchester (Reino Unido) aporta información novedosa sobre cómo la luz ultravioleta induce el cáncer en las células de la piel y va en la línea de las campañas dirigidas a cambiar un concepto arraigado en la sociedad, como es el que basta con echarse crema solar para protegerse del sol. La protección, dicen estas campañas, va más allá de las cremas solares. «Este es el primer ejemplo en un modelo de ratón que muestra que la luz ultravioleta causa el melanoma», señaló el investigador principal, el profesor Richard Marais.

La exposición al sol es un factor de riesgo conocido para el cáncer de piel. Sin embargo hasta ahora no estaba claro cuál era el mecanismo molecular por el cual luz ultravioleta daña el ADN de las células de la piel.

Dianas comunes

Los científicos británicos han examinado los efectos de la luz UV en la piel de los ratones con predisposición al melanoma. Así pudieron examinar los efectos de la protección solar en el bloqueo de la enfermedad. «Los objetivos de luz ultravioleta son los mismos genes que nos sirven de protección de sus propios efectos dañinos, lo que demuestra lo peligroso que es el agente cancerígeno», afirma Marais.

Marais y su equipo han analizado el papel de la radiación UV en los melanomas impulsados por la mutación BRAF (V600E) -la más común en este tipo de cáncer de piel-. Y han visto que en los animales con esta mutación, los niveles de radiación UV que imitan a la quemadura solar leve en los seres humanos inducen mutaciones en el gen del tumor supresor de Trp53, que impulsa a la progresión del tumor. A

El trabajo proporciona pruebas fehacientes de que las cremas solares no ofrecen una protección completa contra los efectos dañinos de la luz ultravioleta. «El artículo pone de manifiesto la importancia de combinar la protección solar con otras estrategias para proteger nuestra piel, incluyendo sombreros y ropa suelta, y por supuesto buscando la sombra entre las 12 y las 18 horas».

Los investigadores encontraron que la luz ultravioleta provoca daños en el gen p53, el mismo gen que normalmente ayuda a proteger al organismo contra los efectos de daño en el ADN. El estudio también muestra que la protección solar podría reducir la cantidad de daño del ADN causado por la radiación UV, lo que retrasa el desarrollo del melanoma en ratones, pero, y quizás lo más importante, que las cremas solares solar no ofrecían una protección completa ya que los rayos ultravioletas todavía podían inducir el melanoma, aunque a un ritmo más reducido.

36.000 casos al año

La incidencia del melanoma está aumentando en todos los países del mundo. La mayor se registra en países con fuerte irradiación solar y con una población blanca no autóctona, lo que sucede principalmente en Australia, Nueva Zelanda, Norte América y Sudáfrica. La incidencia de melanoma en España sigue una evolución similar a la del resto de países habiéndose multiplicado por 10 en los últimos 20 años. Actualmente se diagnostican unos 3.600 casos anuales. Como en el resto de Europa, es un tumor más frecuente entre las mujeres (2,7% de los cánceres femeninos) que entre los hombres (1,5%).

Algunos de los factores de riesgo que tienen una posibilidad mayor de presentar melanoma son: tener más de 50 lunares comunes o un nuevo displásico (lunar poco común); la exposición a los rayos solares; haber tenido al menos una quemadura grave por el sol con ampollas; el tiempo de exposición al sol durante la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.