Los a abusadores y violadores en Polonia serán castrados químicamente

090926025827_sp_castra_getty_226bx170
Se prevé que el proyecto sea aprobado en la cámara alta, donde el oficialismo tiene mayoría.

De los 403 legisladores presentes, sólo uno votó en contra, dos se abstuvieron y 400 votaron a favor del proyecto que, de ser aprobado, obligará a los abusadores a tomar drogas para reducir su líbido, una práctica conocida como castración química.

Los pederastas deberán hacer el tratamiento después de ser liberados de la cárcel, a fin de evitar que reincidan.

La cámara baja del Parlamento polaco aprobó el pasado viernes por abrumadora mayoría un proyecto de ley que castigaría con la castración química a los adultos condenados por incesto o por violar a menores de 15 años.

De los 403 legisladores presentes, sólo uno votó en contra, dos se abstuvieron y 400 votaron a favor del proyecto que, de ser aprobado, obligará a los abusadores a tomar drogas para reducir su líbido, una práctica conocida como castración química.

Los pederastas deberán hacer el tratamiento después de ser liberados de la cárcel, a fin de evitar que reincidan.

Si el abusado tiene entre 15 y 18 años, la corte tendrá el poder de decidir si aplicar o no este castigo.

También aplicará a los que abusen de parientes cercanos, aunque la propuesta no especifica la edad ni el grado de parentesco.

El gobierno de centro derecha de Polonia propuso la ley luego de que se registraron una serie de casos de alto perfil de pederastia e incesto en 2008.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, dijo que está a favor de la castración química para los pederastas, a quienes calificó de «degenerados».

El proyecto, que aún debe ser aprobado por la cámara alta y por el presidente, Lech Kaczynski, es criticado por grupos de derechos humanos por considerarlo excesivo, y un abogado indicó que puede ser inconstitucional.

Polonia ya cuenta con este tipo de castigo, aunque hasta ahora es voluntario.

De ser aprobada, y hay altas posibilidades de que lo sea, la ley se convertiría en una de las más estrictas de la Unión Europea, según los defensores de los derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.