Con lentes de contacto electrónicos inteligentes mejorarán la visión

D63Google, Samsung y Sony exploran las posibilidades de lentes de contacto electrónicos para mejorar la visión humana

Da la sensación que, actualmente, todo es inteligente en la industria de la tecnología. Todo debe ser «smart» para atraer y ser revolucionario. Aún no se han popularizado los dispositivos «wearables» -vestibles, en español- en la sociedad pero se plantean nuevos desafíos, algunos de ellos difícilmente insalvables en el momento presente. El próximo reto es dotar de funciones electrónicas a los lentes de contacto y, por extensión, a los ojos humanos.

Valga la redundancia, se experimenta con lentillas capaces de «ver» más allá de la mera realidad. Aún en fase de conceptualización y diseño, firmas como Google, Samsung o Sony han comenzado a probar suerte en con sus propuestas. La guerra de patentes abre un nuevo espacio con dispositivos electrónicos aún más diminutos de los que se conocen actualmente. ¿Será real algún día? ¿Cómo de real son este tipo de ingenios?

Así, Sony ha conseguido una patente que describe un sistema fotográfico en forma de lentilla, que permitiría en un futuro tomar imágenes en función de la presión del párpado al pestañear. Una microcámara casi imperceptible se colocaría sobre la pupila sin alterar el campo de visión. El resto de elementos como las lentes, el sistema de procesamiento y el sensor fotográfico se aplicaría a lo largo de la lentilla, que permitiría incluso hacer zoom.

Mejorar la visión humana es la senda por la que comenzó a caminar un grupo de investigadores de la Universidad de San Diego y la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), que en 2013 desvelaron un proyecto de lentilla telescópica de un grosor de 1.17 milímetros que permite hacer zoom de 2.8x. En este caso, la idea es una zona central para ver de forma normal y una superficial cercana al borde que actúa como mecanismo para ampliar la imagen, como si tuviera una especie de prismáticos dentro del globo ocular.

Todo un reto por el que otras firmas como Google incluso estudian como herramienta destinada al campo de la salud. Una patente presentada por el gigante de internet en 2014 anuncia un sistema de lentilla de contacto capaz de medir la glucosa de una persona en aras de ayudarle en la diabetes, una enfermedad que padece un 13% de la sociedad española, según la Organización Mundial de la Salud. En un giro hacia el terreno del consumo, la multinacional americana que desde su división de proyectos experimentales perfila el futuro ha presentado recientemente otra patente de lentilla con una microcámara que, a su vez, permitiría corregir problemas de visión del usuario, según desvelaba recientemente el medio especializado «Portal Bolt».

Hacia ese mismo concepto ha pensado Samsung, que en su carrera por la innovación, registró recientemente una patente que propone unas lentes de contacto con cámara para proyectar imágenes de realidad aumentada. La patente fue introducida por primera vez en el sistema de propiedad industrial de Corea del Sur en 2014. Según la descripción, este pequeño dispositivo estaría dividido en varias capas y llevaría antenas que se sincronizarían para enviar datos entre la lente y el dispositivo móvil.

Lograr una «supervisión» es una de las obsesiones en DARPA (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa), que dio a conocer hace cuatro años una iniciativa para desarrollar lentillas de alta tecnología desde donde transferir información en tiempo real, como si se tratasen de unas gafas de realidad aumentada como las célebres Google Glass, proyecto por cierto congelado como producto de alto consumo. Mediante el enví o de texto y objetos virtuales superpuestos los soldados serían capaces de disponer de datos relevantes en el combate.