En Inglaterra una empresa convierte tus cenizas en música

vinilEste negocio se publicita con un simpático eslogan que reza: “Cuando el álbum de la vida se acaba, ¿no sería fantástico mantener ese disco girando por toda la eternidad?”  y con la imagen de la muerte con audífonos y un LP en la mano.

El producto más básico se llama Rest in Vinil (Descansa en vinil)  y la idea es que con tus cenizas se elabore un acetato que contenga 24 minutos con los temas que te gustaban o que formaron parte de tu existencia, vamos, el soundtrack de tu vida y que tus allegados podrán reproducir cuantas veces quieran recordando cada una de las anécdotas que compartieron.

O bien, puedes dejar mensajes a tus deudos o incluso el testamento; las opciones son variadas.

El precio es de unos 4,544 dólares e incluyen 30 copias que se pueden distribuir entre tus amigos y familiares.

Y las opciones siguen, porque si lo que quieres es tener el disco pero también descansar en una urna, puedes elegir que sólo una parte del cuerpo se convierta en acetato, por ejemplo, la pierna o el brazo, aunque claro que el número de copias disminuirá.

El precio se incrementa si se incluye el arte y diseño de artistas famosos o la inclusión de bandas de rock (establecidas por la empresa) para tocar un movido réquiem.

Alternativas de descanso

Pero si esto de los discos de vinilo no es lo que tenías pensado para que sea tu última morada, las opciones son variadas, porque puedes convertirte en una auténtica joya, como un diamante sintético.

Este proceso tiene un precio de 4,000 a 11,000 euros, dependiendo del color y los kilates que se quiera; un poco caro, pero si en vida fuiste una joya, ¿por qué no en la muerte?

Ahora bien, si de verdad tu sueño es reposar en los cielos, específicamente en el Cosmos, también se puede.

La empresa Celestis ofrece un entierro en la galaxia. Por 2,500 dólares, tus restos pueden orbitar alrededor de la Tierra.

Por 10,000 dólares, alcanzan la órbita lunar y por 12,500 dólares, llegan al espacio profundo donde tendrás de vecino al creador de Star Trek, Gene Roddenberry.

Ya si sólo quieres quedarte en la Tierra, tienes la opción de ‘renacer’ en un árbol, esto puede volverse una realidad, si así lo deseamos, y la clave está en la propuesta de la empresa Urna Bios.

Así que ya sabes, existen opciones para que tu muerte sea igual de interesante que tu vida.