Conoce los productos de limpieza que nunca deben mezclarse

limpiar-vs-desinfectar-160937401En toda casa existen varios productos de limpieza que contienen ingredientes dañinos, los cuales ocasionan una contaminación en el aire por culpa de sus principales toxinas.

Muchos de estos no cuentan con un listado en específico de lo que contiene, siendo más difícil saber a lo que está siendo expuesta la persona.

La gran preocupación de los productos químicos es que la mayoría pueden ser cancerígenos, también pueden afectar el sistema endocrino, causar daños en el sistema reproductivo y ocasionar deterioros en la respiración.

Estos peligros ocurren cuando las sustancias químicas que contienen, por ejemplo los aerosoles de limpieza y los detergentes, entran en contacto con la piel y los pulmones, ingresando directamente en el torrente sanguíneo, evitando así los riñones y el hígado, órganos defensores naturales del cuerpo contra toxinas.

A la hora de limpiar se tienen que cuidar ciertas reglas y normas de seguridad para evitar así daños al organismo.

Productos de limpieza que nunca debes mezclar:

Detergentes o jabones en polvo con clorox:
Al mezclar ambos productos liberan un alto porcentaje de cloro, que también es un irritante cáustico. Cuando esto es inhalado recurrentemente ocasiona afecciones en la piel, mareos, lesiones en las mucosas respiratorias, náuseas y dolores de cabeza.

Clorox con alcohol:
Es una de las combinaciones más peligrosas, ya que al mezclarse se crea cloroformo y ácido clorhídrico, lo cual puede ocasionar incendios por culpa de los gases.

Cloro y vinagre:
Mezclar el cloro con otros productos no es nada recomendable. Cuando se combina con el vinagre crea un gas cloro tóxico.

Vinagre y bicarbonato de sodio:
Puede que sea una combinación muy utilizada para limpiar el hogar, sin embargo, al mezclarse se produce ácido acético, que se encuentra en el vinagre y esto produce acetato de sodio, agua y dióxido de carbono. Si se utiliza en un espacio sin ventilación podría causar una explosión.

Agua oxigenada y vinagre:
No es recomendable ya que se crea el ácido peracético, el cual es muy tóxico y daña los ojos, piel y las vías respiratorias.

Productos de limpieza diferentes:
Puede que se vea como una buena combinación para mantener la casa limpia. Pero es importante recalcar que cada producto tiene un uso en específico, si se alteran pueden traer consecuencias negativas a la salud.

Amoníaco con cualquier producto:
Este químico es uno de los más peligrosos que se encuentran en el hogar, ya que pueden causar irritaciones en la piel, ojos, pulmones y, en algunos casos, puede llegar a ser letal. Una de las peores combinaciones es unir el amoníaco con cloro, debido que genera vapores muy tóxicos capaces de generar desmayos.