Alfa Romeo, la exclusiva compañía italiana hace su entrada triunfal en Colombia

Para los que desean un vehículo diferente llamativo y capaz de transmitir fuertes sensaciones desde el primer vistazo, Alfa llega de la mano de Colitalia, el serio y estable representante de su compañía matriz, la Fiat

Por Fernando Santos Morales

‘’Cuore Sportivo’’ o mejor, el corazón de la deportividad es el lema de la automotriz que desde hoy hace presencia  con dos de los 5 modelos que tiene previsto comercializar en Colombia. Inicialmente tendrán en sus vitrinas al reciente subcompacto Mito, un precioso y encantador coupé cuya longitud de 4 metros con 6 centímetros y un ancho de 1,72 lo ubican en lo que hasta hace poco era ‘’el terreno’’ de los difundidos compactos: vivimos una época, en que cada vez son más grandes las nuevas generaciones.

El segundo modelo es el 159, un espectacular sedán del segmento D  -4,66 de longitud con una anchura de 1,828-,  el cual tiene bastantes argumentos de peso como el tamaño el equipamiento y la ingeniería, al igual que la fina peculiar y avanzada línea que lo soporta en su diseño exterior.

El Mito representa un nuevo enfoque de la magia de la marca Italiana que atraía especialmente a los aficionados más jóvenes durante los años 60 a 80 con modelos como el Junior y el Sprint, que no se vendieron en Colombia.

Ahora el Mito pretende resucitar esa atracción especial a través de aspectos como el espectacular diseño, la seguridad y las prestaciones. Incluye un completo equipamiento con elementos como el climatizador, los apoya cabezas activos que lo protegen en caso de impacto trasero, todos los airbag conocidos hasta uno para las rodillas del conductor, y el sistema de control de estabilidad denominado VDC (vehicle dynamic control) que permite seleccionar un programa para suelo mojado, en aras de evitar que el piso liso lo puede poner en aprietos en un deslizamiento.

Estrena la dirección activa DST (Dynamic steering torque), que ayuda a mantener la direccionalidad del auto en caso de frenar sobre piso húmedo desigual, otro plus para la seguridad. Su puesto de conducción es deportivo  -queda sentado bien bajo-,  sobre unas sillas de cuero de excelente calidad; el control de sus 6 cambios es delicioso por tacto, recorrido de la palanca y precisión.

El modelo disponible para Colombia monta un motor turbo alimentado de inyección directa de gasolina, el cual, con sus 1400 centímetros cúbicos, entrega 155 caballos de potencia y un torque de algo más de 23 kgm, cifra parecida a un motor de 2.2 o 2.3 litros aspirado, sin turbo ni súper cargador o compresor.

El interior es suficientemente amplio para 4 ocupantes aunque su deportiva  y original línea donde predomina más la lámina que la superficie acristalada, deja una pequeña sensación de ‘’claustrofobia’’. El baúl es de 270 litros según Alfa; es profundo pero el acceso para cargas pesadas no será su fuerte. Los remates y materiales de la cabina tienen muy buen aspecto, en especial la parte superior del tablero con una ‘’fibra de carbono’’, muy aparente.

El más representativo, el sedán 159, es diferente a todos los de su categoría, tiene mucha clase y un interior muy cuidado. La atmósfera que se respira en su interior, es de primer nivel. Tiene espacio suficiente y confortable  -en especial por la comodidad de las sillas traseras-,  para que cuatro personas viajen tranquilamente.

Su baúl, de 405 litros según el fabricante, permitirá alojar el equipaje con soltura dadas sus formas cuadradas. Una excelente novedad es su caja de 6 cambios selespeed, la cual gobierna gracias a la electrohidráulica,  un embrague común de disco prensa y balinera. Lo puede conducir así, mecánicamente, con toques ascendentes o descendentes en la palanca, o con las deportivas y bien puestas levas detrás del volante dado que no existe el pedal del clutch.

O si prefiere usar la segunda modalidad, se puede disfrutar del paseo en modo automático común y corriente. El motor de 2.2 litros con inyección directa y distribución variable tanto en admisión como en escape, eroga 185 caballos con un par motor de 23,4 kgm, cifras por encima de lo que se estila en la mayoría de máquinas de éstas dimensiones. ¿Equipamiento? De todo; en seguridad el VDC con hill holder que frena automáticamente el auto en una subida, mientras ‘’suelta’’ el clutch y acelera, para no golpear al vehículo detrás suyo.

Hay un filtro de partículas muy refinado, que no deja entrar nada contaminante o perjudicial a la cabina, todos los airbags con el de rodilla como el Mito, luces bi xenón con lava faros, sunroof, sensor de luces y de lluvia, botón start stop, climatizador trizona  -3 temperaturas, una para el piloto, otra para el acompañante, y una tercera para atrás-,  las levas en el timón para hacer los cambios, cuero por todos lados y ¿Qué más?

El respaldo de Colitalia que gracias a la importante inversión, como nunca antes, está haciendo que los dueños de los actuales Fiat se sientan totalmente respaldados por un servicio post venta excelente en atención e infraestructura, algo con lo cual podrá contar con toda seguridad, el orgulloso dueño de una de éstas fantásticas máquinas. Alfa ha llegado para quedarse y hacerse notar pues con unos productos tan completos no se puede esperar menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.