La Hiperplasia Benigna de Próstata ( HPB) impacta la calidad de vida del hombre después de los 40 años

prostata.jpgSi usted tiene necesidad de orinar con frecuencia o sin previo aviso, se despierta varias veces durante la noche para orinar, presenta dificultad para comenzar a orinar, el chorro de su orina es débil y se interrumpe, tiene incapacidad para cortar completamente el chorro de orina cuando lo desea, tiene la sensación de que la vejiga no está vacía después de haber ido al baño, se le escapa la orina y tiene goteo tras orinar, puede sufrir de Hiperplasia Benigna de Próstata, HBP, destaca Jorge Carbonell González, Presidente de la Sociedad Colombiana de Urología.

Explica que quien presente uno o más de estos síntomas en forma persistente debe consultar inmediatamente a su urólogo. Explica que los síntomas urinarios asociados a la HBP pueden afectar significativamente la calidad de vida.

«Quien padece los síntomas urinarios asociados a la HPB no desea salir a la calle por miedo a no encontrar un baño, tampoco va a reuniones por razones similares y su vida social se empobrece. Estos pacientes se avergüenzan de su condición al mojar los interiores y detectar que esa orina provoca mal olor.  Amanecen cansados y malhumorados ya que interrumpen su sueño al tener la necesidad en la noche de ir varias veces al baño. Su condición también afecta a su pareja quien al igual que él se despierta varias veces en la noche y ve mermada su vida social. A sus dolencias físicas se suman la ansiedad, los problemas emocionales y la depresión».

De acuerdo con estudios publicados, la HPB afecta  en Colombia y todo el mundo al 25% de los hombres a los 45 años, a los 50 años al 50% de los varones, a partir de los 70 años  al 79% y se eleva a 85% entre los mayores de 80 años. Sólo en los Estados Unidos, ocasiona costos en atención de salud que superan los 2 mil millones de dólares, con 1,7 millones de consultas médicas y 300.000 cirugías cada año.

QUE ES LA HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA?

La próstata es el órgano masculino que con más frecuencia se ve afectado por enfermedades en hombres mayores de 40 años. De forma y tamaño similares a una castaña mide unos 4 centímetros de diámetro y pesa entre 10 y 25 gramos. Es la encargada de producir el líquido prostático que hace parte del semen y que sirve para que los espermatozoides tengan la vitalidad suficiente para llegar hasta el óvulo y fecundarlo.  

En un 80% de los hombres de 40 a 50 años, un desequilibrio hormonal desencadena el crecimiento de la próstata, enfermedad conocida como Hiperplasia Benigna de Próstata, HPB,  Al crecer, la glándula estrecha la uretra y el cuello de la vejiga, lo cual origina en el individuo problemas al orinar, explica Jorge Carbonell González.

Este problema se hace más evidente con el avance de los años.  Los síntomas urinarios asociados interfieren con las actividades cotidianas del individuo y disminuyen de manera considerable su calidad de vida. Con la progresión de la enfermedad puede presentarse retención urinaria, infecciones vesicales, ureterales y renales, formación de cálculos y falla renal. 

SÍNTOMAS URINARIOS ASOCIADOS A LA HPB

La HPB puede afectar las vías urinarias y generar obstrucción al flujo normal de la orina, explicó el Presidente de la Sociedad Colombiana de Urología, SCU. En este caso, anota el urólogo, esta situación le ocasiona al paciente varios síntomas molestos como:

Un chorro urinario escaso que le moja los zapatos.

Necesidad de hacer mucho esfuerzo para orinar.

Sensación de vaciamiento incompleto (siente que aún debe orinar más pero no puede hacerlo).

Chorro intermitente (orina de a poquitos).

Goteo postmiccional (luego de haber orinado, gotea involuntariamente y moja los interiores).

Pero los síntomas de la próstata no solo se deben a la obstrucción. La presencia de una próstata aumentada de tamaño irrita las vías urinarias y provoca:

Frecuencia aumentada de ganas de orinar (necesidad ir al baño muy seguido).

Urgencia (no solo tiene que ir al baño con mucha frecuencia sino que siente una necesidad imperiosa de hacerlo).

Incontinencia por urgencia (cuando siente el deseo de orinar no logra controlar los esfínteres y moja el pantalón).

Se levanta varias veces en la noche a orinar.

En ocasiones puede llegar a producir síntomas más graves como la imposibilidad absoluta para orinar (retención urinaria), infecciones urinarias, la presencia de sangre en la orina o la alteración de la función de los riñones.

COMO SE DIAGNOSTICA LA HPB?

Cuando el paciente presenta  síntomas urinarios asociados a la HPB, el urólogo  realiza un tacto rectal.  Por medio de ésta exploración puede palpar el tamaño de la próstata, saber si está aumentando de tamaño o no y conocer su consistencia para descartar un tumor. Un análisis de orina le permite saber si hay o no infección urinaria coexistente.

También se debe realizar un examen de sangre para valorar el antígeno específico prostático, PSA, sustancia producida por la próstata que debe encontrarse dentro de ciertos límites en relación a la edad y al tamaño prostático, para ser considerada normal.  Si está elevada se realizarán otras exploraciones para comprobar si existe o no una enfermedad más grave, incluyendo el cáncer de próstata.

A veces se utilizan métodos para medir el flujo de la orina, y puede ser útil la ecografía para medir el tamaño de la próstata y descartar otras enfermedades en la vejiga o la presencia de cálculos en su interior.

COMO TRATAR LA HBP?

Existen diferentes opciones de tratamiento disponibles para la HBP que el urólogo  comentará con el paciente después de revisar su historia clínica y realizar una exploración física. La elección del tratamiento dependerá tanto de la gravedad de sus síntomas, como del grado en que afecten la vida diaria y de las circunstancias particulares de cada paciente. 

En la actualidad las principales formas de tratamiento de la HPB son vigilar, sin tratar,  medicamentos, tratamientos mínimamente invasivos y  tratamientos quirúrgicos.

La cirugía es la forma más rápida y eficiente de mejorar los síntomas, pero tiene más riesgos que las otras formas de tratamiento, anota el urólogo Jorge Carbonell González.  

“Sólo si se tienen severos síntomas obstructivos urinarios y no hay una respuesta al tratamiento médico, la cirugía sería el tratamiento a elegir.  Si los síntomas son leves y no se están presentando complicaciones, la conducta más indicada es sólo vigilar y mantener controles periódicos con el urólogo. Los tratamientos con medicamentos suelen aliviar los síntomas y ser bien tolerados, pero el paciente requerirá tomarlos por largos períodos o  toda la vida.  Los tratamientos mínimamente invasivos han mostrado diversos resultados a corto y largo plazo”.”

USTED QUE AUN PUEDE CONSULTE A SU URÓLOGO

La Sociedad Colombiana de Urología, SCU, a través de su Campaña de Promoción y Prevención «Próstata, Síntomas Urinarios y Calidad de Vida – Usted que aún puede consulte a su urólogo» recomienda exámenes  de la próstata una vez al año para todo hombre mayor de 40 años, al igual que un examen inmediato para el que desarrolle síntomas persistentes.

No todos los hombres experimentan síntomas molestos cuando la próstata aumenta de tamaño. Si s usted tiene 40 años de edad o más, es importante  que acuda de forma regular al urólogo para vigilar el estado de  su  próstata.  
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.