Abren en España el primer hotel que solo por invitación se puede utilizar

La Casa Cosme Palacio ocupa la que fue la bodega centenaria de elaboración que data de 1894

La Casa de Cosme Palacio (Laguardia, Rioja alavesa) cuesta entre 5.000 y 10.000 euros por noche, pero poder pagarlo no es suficiente: es el único alojamiento de lujo en España que se gestiona en su totalidad por invitación

La nueva aventura empresarial de Entrecanales Domecq e Hijos, uno de los grupos vitivinícolas más relevantes de España, con 125 años de experiencia, apunta directamente al turismo de lujo. O de gran lujo. Porque el hotel ‘La Casa Cosme Palacio’, que abrirá al público este mes de mayo, es un alojamiento que se gestionará ‘solo por invitación’.

Esta propuesta hotelera se ha puesto en marcha en la que fuera la antigua bodega centenaria de elaboración, fundada en 1894. Fue la primera bodega en abrir un espacio dedicado al enoturismo en La Rioja Alavesa en 1991, y es allí donde ahora abre sus puertas ‘La Casa Cosme Palacio’ como alojamiento exclusivo, un hotel boutique que, además de solo para unos pocos, habrá que reservar entero (condición sine qua non).

Tras una remodelación completa, firmada por el arquitecto Gregorio Marañón, la paisajista María Medina y la interiorista Cristina Arechabala, este edificio de más de 125 años es el primer alojamiento de España que se gestiona en su totalidad bajo el concepto ‘By invitation only’: el precio (entre 5.000 y 10.000 euros por noche, según la temporada y el número de personas) no es el único factor determinante, aclara la propiedad; además, hará falta una invitación (puede solicitarse en la web, en la que se aclara: «Nuestro asesor se pondrá en contacto con usted para valorar su solicitud»?).

Respecto al diseño interior, Cristina Arechabala -que dirige su estudio en Madrid y cuenta una amplia experiencia en proyectos de reformas integrales- ha optado por el minimalismo, tendencia tan de moda en el mundo del lujo; por la excelencia sin estridencias, por las líneas sencillas que realzan la fuerza del edificio, de esos muros con historia.

Este alojamiento ocupa un espacio de cerca de 4.000 metros cuadrados y cuenta con 13 habitaciones (un máximo de 26 personas), de las cuales cuatro son suites, con todo tipo de servicios a la altura de lo que podemos imaginar: mayordomo 24 horas al día, amenities premium, bicicletas eléctricas y experiencias como una visita y cata privada a la bodega o una cena maridaje con añadas antiguas en los calados centenarios.

Este verano ‘La Casa Cosme Palacio’ tendrá además una piscina situada entre viñedos con vistas al valle del Ebro.

El hotel dispone también de una galería central donde se alojan los depósitos centenarios y las caballerizas, convertidas hoy en museo, donde tendrán lugar las celebraciones en grupo. «Preparamos la llegada de nuestros huéspedes al detalle, para ofrecerles una experiencia personalizada en todos los aspectos», afirma María, la Guest Manager de La Casa.