Ahora ya se puede dar la vuelta al mundo en bus

_44119200_bus203in.jpg¿Qué diría usted si el bus que cogió por la mañana lo deja -12 semanas después- en los antípodas, vía Francia, República Checa, Turquía, Irán, Nepal, Tailandia e Indonesia?
Y eso no es todo, porque el itinerario de ida incluye también paradas estratégicas en Inglaterra, Alemania, Austria, Hungría, Rumania, Bulgaria, Pakistán, India, China, Laos, Malasia y Timor del Este, antes de llegar a destino.
Resulta que este particularísimo servicio de transporte comenzó a operar este domingo. La línea cubre los 24.000 kilómetros que separan Gran Bretaña de Australia, y promete ser una aventura «verde» e inolvidable.
Claro que el precio del pasaje -la friolera de US$7.400- y lo agotador del viaje probablemente lo hagan desistir del trayecto de regreso, Sídney-Londres.
Pero en la travesía Ozbus los pasajeros conocerán playas idílicas, atravesarán junglas, y visitarán caídas de agua espectaculares… para llegar -al rato- al desierto más tórrido, y pasar luego de villas medievales a ciudades futurísticas.
Y eso parece haber sido suficiente para llenar el primer coche con 39 mochileros entusiastas.
Algunos de las paradas destacadas del Ozbus son el campamento base del Everest, y el Uluru o Roca Ayers, en Australia.
Supone coger cuatro ferries y sólo un avión, para cruzar de Timor del Este a Darwin, en Australia.
El fundador de Viajes Ozbus, Mark Creasey, presenta su paquete como una forma «verde» de atravesar el globo, dejando una huella de dióxido de carbono que casi no se compara con la que dejaría el mismo trayecto en avión.
Pero el sitio web de Ozbus advierte que el viaje sí deja otro tipo de huella, apropiándose del lema «buena parte de lo que eres depende de dónde hayas estado».
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.