Al menos otras dos partículas podrían pasar por la «partícula de Dios», según un nuevo estudio de físicos estadounidenses

Hace una semana, la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) anunciaba lo que todo el mundo esperaba. Los físicos habían encontrado una nueva partícula «consistente con el tan buscado bosón de Higgs».

Los dos equipos (más de 7.000 físicos en total) de los detectores CMS y Atlas concluían que el bosón que predice el Modelo Estándar existe y con todas las características predichas. Se ponía fin a 50 años de cacería. Pero los científicos se empeñan en dudar de todo, así que un grupo de físicos del Laboratorio Nacional Argonne en Illinois (EE.UU.) ha querido darle aún más vueltas al asunto y preguntarse si el bosón de Higgs puede ser, al fin y al cabo, un impostor. Según un estudio de los datos del CERN que han publicado en Arxiv y del que se hace eco el Technology Review, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), al menos otras dos partículas podrían pasar por la de Higgs.

Los físicos del Laboratorio Nacional Argonne en Illinois creen que los datos son coherentes con al menos otras dos partículas que no son el bosón de Higgs tal y como se describe en el modelo estándar, la teoría utilizada desde los años 60 para predecir la existencia de la partícula que se encarga de dar masa a las demás. Dijeron que debe de ser pesada y que solo existe fugazmente antes de desintegrarse en otras partículas.

Es tan escurridiza que la única manera de detectar el Higgs es buscar la firma de partículas que produce, como los pares de fotones o pares de otras partículas pesadas llamadas bosones Z. El problema es que esta firma no es única, por lo que la nueva investigación expone que, en efecto, la aparición podría ser el bosón de Higgs tal y como lo predice el modelo estándar, pero también puede ocurrir que la «partícula de Dios» exista de formas diferentes o que sea una mezcla de lo que creemos es Higgs con otra partícula.

Los investigadores creen que todas las posibilidades son posibles, pero admiten que la existencia del bosón de Higgs como es descrito en el modelo estándar es la primera posibilidad. Los físicos seguirán realizando nuevos análisis. La historia del Higgs no ha hecho más que empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.