Algunas maneras naturales de reducir la inflamación por artritis

descarga (1)Con el paso del tiempo una enfermedad como la artritis ya no es algo desconocido, después de todo, ya es algo habitual que se sepa que la enfermedad literalmente significa que se sufre de una inflamación articular.

Mientras que hay múltiples tipos de artritis, está claro que la inflamación es el principal culpable de los problemas. Con ese panorama, es fácil pensar que el reducir la inflamación por artritis es una manera de reducir los problemas que esta enfermedad genera. Hay que considerar que la inflamación se encuentra asociada con el daño articular, hinchazón en las articulaciones, rigidez articular y el dolor articular, por lo que la necesidad de reducir la inflamación se considera como algo necesario para llevar una vida plena.

Reducir la inflamación por artritis con algunos compuestos

La inflamación se considera como la raíz de múltiples enfermedades crónicas, no sólo de la artritis. Se debe conocer que la inflamación puede jugar un papel importante en enfermedades cardiacas, ciertos tipos de cáncer y el asma.

Reducir la inflamación por artritis con aceite de pescado: El aceite de pescado destaca porque puede ser consumido en capsulas o de manera líquida. Los doctores recomiendan el consumo de dos a tres gramos cada día de un suplemente de aceite de pescado para reducir la inflamación. El aceite de pescado destaca porque cuenta con ácidos grasos omega-3.

Aparte del aceite de pescado, suplementos como el jengibre y la cúrcuma, son reconocidos por sus propiedades antiinflamatorias.

Reducir la inflamación por artritis a través de la dieta: El contar con una dieta antiinflamatoria es recomendado para aquellas personas que están sufriendo con la inflamación. Cuando se habla de este tipo de dieta, se habla de una dieta que se centra en la reducción del consumo de grasas saturadas, además de las grasas trans, así como el aumento de alimentos que son ricos ácido alfa-linolénico.

La dieta mediterránea se considera como un buen ejemplo de lo que es una dieta antiinflamatoria, la cual se basa en el consumo de nueces, frutas, verduras, legumbres y granos enteros.

Alimentos como los pesados y mariscos deben ser consumidos por lo menos un par de veces dentro a la semana, además, se deben incluir huevos, aves de corral, yogur y queso que deberán ser consumidos con moderación. También se recomienda el consumo de bebidas como el té verde, debido a que cuenta con propiedades antiinflamatorias.

Reducir la inflamación por artritis manteniendo un bajo peso: Cuando se cuenta con un sobrepeso, se dice que este problema contribuye a aumentar la inflamación. Se dice que cuando la cintura de una persona es demasiado grande debido al sobrepeso, esta se ve asociada con una inflamación excesiva.

También hay investigaciones que han vinculado la inflamación en las articulaciones con la obesidad, aunque es un tema que aún se encuentra en una fase temprana de estudios.

Reducir la inflamación por artritis por medio de ejercicios: El ejercicio es una gran manera de reducir la inflamación, para esto, se deberán realizar ejercicios del tipo aeróbico por cerca de 30 a 45 minutos cinco días a la semana. Hay que considerar que muchas personas cuando sufren de artritis, se alejan de la práctica de ejercicio regular, debido a que piensan que no puede tener un impacto positivo en su enfermedad y que directamente podría empeorar la condición, sin embargo, sucede todo lo contrario. La práctica de ejercicios aeróbicos, logra reducir las inflamaciones, además de que reduce el peso corporal, que como antes fue señalado, se encuentra vinculado con el aumento del problema de inflamación en las articulaciones.

Reducir la inflamación por artritis dejando ciertos vicios: Hay un sin fin de estudios que han demostrado que las personas que son fumadores, tienen un mayor problema en relación a la artritis. Si en la actualidad se es un fumador, se puede lograr una gran reducción en el dolor vinculado a la inflamación al dejar de fumar.

Aparte de dejar de fumar, también se recomienda llevar una vida tranquila, básicamente, se deben controlar los niveles de estrés en el cuerpo, después de todo, los altos niveles de estrés se ven vinculados con los niveles de inflamación en el cuerpo. La manera más sencilla de reducir el estrés, es eliminando aquellos factores que están generando en primer lugar el estrés, además, también se pueden practicar técnicas de relajación.