ALGUNAS MENTIRAS Y VERDADES SOBRE LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS

images14.jpgPor: Alejandro Rojas Mora
[email protected]

El objetivo del presente articulo no es entrar a polemizar, desacreditar, autorizar, proclamar, o pontificar sobre un esquema de salud o terapéutico tal o cual, oficial o no, es simplemente dar unas luces sobre lo que las terapias alternativas buscan y promulgan.
Cuando nos enfrentamos al reto de cambiar de paradigma y en algunas ocasiones de forma de ver y aceptar el mundo, pasar de cuidar la salud de una forma pasiva y casi contemplativa a una forma activa, dinámica pero a la vez autoformativa, iniciamos el largo camino de las terapias alternativas o medicinas tradicionales. En este camino encontramos todo tipos de procedimientos, todos ellos muy diversos en su praxis, algunos de ellos altamente probados y comprobados, otros que en el momento se muestran nuevos e innovadores, pero que suelen ser poco comprendidos aun por aquellos que las ejercen y menos por las personas que han recibido sus beneficios y por ende las recomiendan.
Alrededor de las medicinas alternativas han surgido una serie de enunciados y expectativas, de los cuales se puede concluir que muchos de ellos en el mejor de los casos son parcialmente ciertos, y como todo lo parcialmente cierto es parcialmente falso, las cuales generan una serie de falsas y tristes esperanzas en el público en general. En el presente artículo vamos a hablar de algunas grandes mentiras alrededor de las terapias alternativas y vamos a proceder a desmentir y argumentar algunas de ellas.

1- Mentira: “las terapias alternativas sirven para todo tipo de enfermedades”.
Verdad: Cierto es que las terapéuticas alternativas cubren o podrían ayudar a un amplísimo margen de procesos de enfermedad, pero es de aclarar que no sirven absolutamente para todo, el mismo Hanneman en su libro el órganon nos recuerda que la homeopatía esta indicada solo cuando los medios físicos de la medicina no tengan cabida. Que quiere decir esto, que si su caso es de manejo definitivamente quirúrgico, pues fácil opérese que es la solución real y definitiva al problema que usted padece.

2- Mentira: “las terapias alternativas son totalmente inocuas y no pueden llegar a ser dañinas para la salud del individuo”.
Verdad: Aunque las medicinas alternativas buscan la utilización de medicamentos lo menos tóxicos posibles, debemos recordar que hasta el cariño en exceso puede llegar a ser toxico, así que la toma y uso indiscriminado o excesivo de vitaminas, oligoelementos, medicamentos de origen vegetal o animal, o la aplicación de terapias de tipo físico o energético sin estar debidamente orientadas por profesionales en el área que usted esta tratando, pude ser aun mas peligroso y generar mayores efectos nocivos a largo plazo que las mismas terapias convencionales.

3- Mentira: “tómalo tranquilo que es una plantita, eso es natural y no te hace daño”.
Verdad: Debemos recordar que los medicamentos de origen vegetal, que van desde infusiones y tisanas de plantas, hasta jarabes, tabletas y todo tipo de presentaciones de extractos vegetales, como ya lo dije anteriormente son medicamentos y debemos tomarlos como tales, recodar que la cicuta es un plata y con ella asesinaron a Socrates el filosofo griego. Los medicamentos vegetales tienen una farmacodinamia estudiada ya en muchos países, toxicología para muchos de ellos conocida, que generan una serie de efectos primarios y secundarios en el individuo que tanto el medico tratante como el paciente deben conocer para llevar a feliz termino el proceso terapéutico.

4- Mentira: “Si estas utilizando medicina alternativa debes suspender todos los medicamentos que te ordenan en la medicina tradicional”.
Verdad: Aunque es cierto que los terapeutas alternativos preferimos que los pacientes no utilicen medicamentos de origen químico debido a la alta capacidad toxica de los mismos, debemos recordar que hay momentos de la evolución del ser humano enfermo que este los necesita y en muchos casos son indispensables para un relativo buen funcionamiento del ser. Hay que tener especial cuidado y estar muy bien asesorado al momento de suspender medicamentos para la tensión arterial, problemas cardiacos, enfermedades renales, insulina, corticoides, y medicamentos en general que se usen para el manejo de enfermedades crónicas y degenerativas.

5- Mentira: “Las terapias alternativas curan el cáncer”
Verdad: No todos los tipos de cáncer son susceptibles de ser curados aun con terapias alternativas, ya que algunos son de comportamiento extremadamente agresivo. Además algunas escuelas de terapéuticas alternativas ven mas una función de tipo complementaria al tratamiento tradicional, ya sea este quirúrgico, quimioterapia o radioterapia, observándose una excelente respuesta en la disminución de los efectos colaterales indeseables de los procedimientos atrás mencionados. Aunque hay escuelas que afirman reiteradamente que con sus tratamientos pueden curar cualquier tipo de cáncer, es necesario ver estudios más amplios y a mayor largo plazo para que no sean resultados anecdóticos que puedan ser achacados a regresiones espontaneas de la enfermedad.

6- Mentira: “La alimentación ideal es la vegetariana… lactovegetariana… omnívora… macrobiótica… etc.”
Verdad: Cuando hablamos de la alimentación diaria nos enfrentamos a todo un maremágnum de sapientes enunciados, con soportes clínicos de supuesta alta comprobación, que cuando los leemos llegamos a la conclusión que todos se contradicen entre si, seria mas fácil morir de hambre que llevar a cabo todos esos enunciados. Yo los invito que para su alimentación usen el sentido común, teniendo en cuenta que se debe conseguir con facilidad en el ámbito en que usted se encuentre, que no este en contravía de su núcleo social y familiar, y si lo esta prepárese emocionalmente que lo que viene no es fácil. Sí la va a usar para recuperar la salud asesórese de un medico o nutricionista, entrenado en ese tipo de alimentación que conozca los efectos secundarios y contraindicaciones de ese esquema alimenticio, evite hacerlo solo o siguiendo una revista o publicación que puede terminar mas enfermo que lo que inicialmente estaba.

7- Mentira: “Las enfermedades mentales o del afecto son de manejo exclusivo del psiquiatra o el sicólogo”.
Verdad: Las terapias alternativas en general buscan la unificación de mente, sentimientos, sensaciones con la parte orgánica funcional pura, proponiendo que es necesario el manejo integral del individuo. Por ende tendrían cabida en el manejo de enfermedades principalmente del afecto, ya que sobre demencias propiamente dichas su acción puede llegar a ser limitada. Dentro de las terapias alternativas hay toda una serie de escuelas que proponen el manejo integral de las enfermedades mentales y del afecto, de nuevo lo mas importante es asesorarse de un medico experto en el manejo del tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.