Algunas plantas agobiadas por la sequía o los insectos pueden producir una variante de analgésico para recuperarse

_45032097_45bcc44d-993a-42d5-abf9-963faabbd84b.jpgUn equipo de investigadores descubrió accidentalmente que algunas plantas son capaces de lanzar al aire un gas similar a uno de los analgésicos más utilizados por el ser humano cuando se ven amenazadas por peligros como la sequía o plagas de insectos.
Los científicos del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica en Colorado (EE.UU.) concluyeron que de la misma manera como los humanos se medican con ácido acetilsalicílico, el nombre científico de la aspirina, para bajarse la fiebre, las plantas lanzan al aire una substancia química parecida a ese analgésico para mejorar sus defensas y recuperarse de alguna lesión.
Los científicos sostienen que cantidades significativas de substancias químicas pueden ser detectadas en la atmósfera cuando las plantas responden a sequías u otros peligros.
Los expertos señalaron en la publicación Biogeosciences que los agricultores podrían beneficiarse de ese hallazgo porque la presencia de emisiones de salicilato de metilo les permitiría anticiparse a problemas con su cosecha.
«A diferencia de los humanos, a quienes se les recomienda tomar aspirina para suprimir la fiebre, las plantas tienen la capacidad de producir su propia mezcla de substancias químicas parecidas a la aspirina, con lo cual disparan mecanismos para la formación de proteínas que aumentan las defensas bioquímicas y reducen las lesiones», señaló a través de un comunicado el jefe del equipo de investigadores, Thomas Karl.
«Nuestras mediciones demuestran que cantidades significativas de la substancia química pueden ser detectadas en la atmósfera mientras las plantas responden a la sequía, extremos de temperatura u otros
La aspirina fue originalmente descubierta en la corteza de un árbol.
Los científicos sabían que es una substancia que puede ser producida por plantas, pero nunca las habían observado lanzarlo al aire como un gas.
Lo malo es que se sospecha que estas substancias químicas pueden juntarse con gases industriales y afectar la contaminación y el clima local.
Los científicos reconocieron que detectaron el ácido acetilsalicico accidentalmente mientras le hacían un seguimiento a un nogueral en California.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.