Algunas razones médicas para dejar de usar chanclas

5d9a5b90-1985-11e5-ae4d-53c06b2c9bf1_chanclasMuchos expertos coinciden en que los flip-flops o chanclas de pata de gallo, son en realidad los zapatos más peligrosos que cualquiera puede usar. 

Sí, son tan cómodas, que ni siquiera nos tenemos que agachar para ponerlas… ¿Cuál es el costo de tu salud al usarlas?

Las chanclas representan dos tipos de peligros para tu salud. En primer lugar, no son muy estables. Tienes una mayor posibilidad de resbalar al caminar o correr debido a su baja estabilidad. Los médicos dicen que ven un sinnúmero de tobillos torcidos y lesiones debido a tropiezos y resbalones mientras el paciente las usaba.

El segundo tipo de peligro que suponen es a los huesos y el cuerpo. Debido a que ofrecen tan poco apoyo, las chanclas están causando estragos en tus tobillos, pies y espinillas y de ahí, toda tu espalda. Por lo menos, vas a tener dolores leves después de usarlos durante unas horas.  Sin embargo, existen lesiones más graves como dolor del talón, tendinitis, fracturas y calambres en las piernas. Según Everyday Health, una inflamación común causada por el uso continuo de estas chanclas es  fascitis plantar, que es una inflamación del tejido en la parte inferior del pie.

¿Aún no te convencemos de suspender su uso?  ¡Aquí tienes más razones!

Tus dedos sufren estrés al intentar mantener a la chancla en su lugar y a la larga causan dolor de rodilla y cadera.

Las ampollas:  La correa de este tipo de chanclas causan ampollas en entre los dedos. Esto no sólo es increíblemente doloroso, sino que también son más propensos a estallar dejando tu piel abierta.

Tu postura se daña:  Cualquier zapato que sea plano, daña tu postura.

El uso de este calzado puede ser una adicción difícil de abandonar. Por salud, uno debe de usar zapatos cerrados en mayor medida, ofrecen una mayor estabilidad y protegen tus pies de diversos elementos.