Algunas razones por las que hay que evitar las bebidas energéticas

descargaLas bebidas energéticas prometen dar fuerza cuando el cansancio toma control. Sin embargo, especialistas aseguran que en algunos casos, estas bebidas, lejos de contribuir, podrían provocar un daño a la salud aumentando riesgos claramente identificados.

Adicional a los riesgos enlistados a continuación, existe otro que surge cuando se mezclan estas bebidas con alcohol.

«Lo que sucede es que el alcohol es un neurodepresor y las bebidas energéticas son neuroestimulantes, al combinarse pueden incluso producir un coma etílico, la persona no se da cuenta cuanto ha hecho el alcohol en el cuerpo y se produce una intoxicación que podría incluso llevar a la muerte.

Bomba de azúcar

En promedio una lata de energizante contiene el equivalente a 13 cucharadas de azúcar, esta dosis es capaz de alterar el sistema nervioso central. Cuatro latas de energizante equivalen a 1 kilo y medio de chocolate y a tres litros de refresco de cola, lo cual sobrepasa la dosis de azúcar que el cuerpo puede controlar holgadamente sin producir daños.

Fuerte dosis de cafeína

El café es el estimulante más popular del mundo, incluso una pequeña dosis es capaz de bloquear la sensación de cansancio. Una sola lata de estas bebidas contiene el equivalente a poco más de tres tazas de café.

Recordemos que la Organización Mundial de la Salud recomienda como máximo tres tazas de café al día.

Peligro para el corazón

La combinación de ingredientes altamente estimulantes, entre ellos la taurina y el guaraná, puede promover el desarrollo de hipertensión, aumentar arritmias o alterar el sistema nervioso. Los expertos sugieren que hay casos donde puede provocar convulsiones y hasta la muerte repentina, ningún cardiópata debería consumir estas bebidas.

Tendencia a obesidad

Las altas concentraciones de carbohidratos en las bebidas energéticas, hacen que éstas no sean recomendadas para personas con obesidad, o con riego, ya que aportan un buen número de calorías que pueden acumularse como grasa, provocar colesterol y hasta diabetes,

Riesgo de osteoporosis

Sus componentes bloquean la absorción de calcio, por lo que existe más posibilidad de padecer de osteoporosis al consumir con frecuencia cualquier energizante, aún en personas jóvenes.

Aumento de estrógenos

Los energizantes aumentan los niveles de estrógenos, por lo que no se recomienda consumir en mujeres con cáncer de seno o que hayan sido sometidas en el pasado a tratamientos por este mal.

Producen insomnio

Al bloquear la sensación de cansancio y promover la liberación de adrenalina es común que exista dificultad para dormir, en gran parte a los niveles de azúcares que contiene.