Altos precios del petróleo presagian futuras dificultades en obtener este recurso

080808_080623017706_200.jpgPor Andrzej Zwaniecki
Los agoreros dicen que el apocalipsis de la energía ha llegado. De hecho, llegó hace unos años, cuando el mundo alcanzó la tasa máxima de producción de petróleo, conocida como la cúspide petrolera. La producción ha bajado desde entonces. Los agoreros indican que la tendencia solo se acelerará, con graves consecuencias para la economía mundial.
Pero la mayoría de los economistas en energía minimizan lo que consideran que son predicciones exageradas.
La teoría de la cúspide petrolera es muy polémica, sobre todo porque es difícil encontrar información confiable sobre los mercados del petróleo. Si bien algunos dicen que existen pocas probabilidades de alcanzar el máximo de la producción petrolera antes del año 2020, otros sostienen que ya se ha alcanzado o que se alcanzará muy pronto.
Pero más allá del asunto de la fecha exacta en que se alcance el nivel máximo de producción petrolera, los expertos coinciden en que la era del petróleo fácil, al igual que la era del combustible de transporte barato, ha terminado.
Michelle Foss, directora del Centro de Economía de la Energía en la Universidad de Texas, en Austin, dijo al Servicio Noticioso desde Washington que en el mediano y largo plazo el suministro de petróleo será menor que la demanda, lo cual mantendrá los precios altos. Y la mayoría de los expertos en energía están de acuerdo.
LA CRISIS DEL PETRÓLEO DE 2008
La situación actual parece engañosamente similar a la crisis del petróleo que tuvo lugar en los años setenta. Pero esta vez, detrás del aumento en los precios, hay tendencias más pronunciadas, en lugar de un acontecimiento político en particular, como lo fue el embargo de petróleo de 1973 que impusieron los países árabes. El declive del dólar estadounidense, que es la moneda con la que se fija el precio del petróleo en todo el mundo, así como la especulación financiera, han contribuido a los recientes aumentos de precios. Pero la mayoría de los expertos considera que la razón principal es que el suministro de petróleo no es el suficiente para el rápido aumento de la demanda, impulsada cada vez más por el auge de los mercados en surgimiento, tales como China e India.
De acuerdo con la Administración de Información de Recursos Energéticos de EE.UU. (EIA), el mundo tiene suficiente petróleo para satisfacer la demanda hasta por lo menos el año 2030 (que es hasta donde abarca el pronóstico). Arabia Saudita tiene las reservas comprobadas más grandes. Los cálculos de su capacidad de producción futura varían ampliamente: desde un poco más de los 12,5 millones de barriles diarios que tiene previsto alcanzar para finales de 2008, hasta 23 millones de barriles diarios. Irak tiene las segundas reservas comprobadas más grandes y puede triplicar su producción. Por ejemplo, todavía existen reservas de petróleo sin explotar frente a las costas de Brasil, África Occidental y la plataforma continental exterior de Estados Unidos, las zonas frente a las costas de los océanos Atlántico y Pacífico, así como el Golfo de México.
Pero han sido pocos los grandes descubrimientos recientes, y aunque no se puede excluir que ocurran en el futuro, son poco probables. Al mismo tiempo, la producción de los campos viejos está en declive (el Mar del Norte y México), o están alcanzando su punto máximo (Rusia y Venezuela).
Todavía existen grandes reservas de petróleo poco convencionales, ricas en arena alquitranadas (una densa y viscosa modalidad de petróleo mezclado con arena, arcilla y agua) abundantes en petróleo, así como en esquisto bituminoso (una roca que contiene una mezcla sólida de compuestos químicos orgánicos). La EIA proyecta que ese petróleo poco convencional conformará entre el nueve y 20 por ciento del suministro mundial de petróleo para 2030. Se pronostica también que la producción de biocombustibles aumente significativamente. Pero la extracción de petróleo poco convencional es costosa, lleva tiempo, requiere de mucha energía y perjudica al medio ambiente; y la producción de los biocombustibles ha contribuido al aumento en los precios de los alimentos.
EL MUNDO FIJA SU ATENCIÓN EN ARABIA SAUDITA
En lo que respecta al futuro próximo, Arabia Saudita es el único país con una significativa capacidad de sobra de petróleo convencional. Sin embargo, el margen por el cual puede aumentar la producción según la demanda, ha bajado al dos por ciento de la demanda mundial, comparado con el 15 por ciento en 1988.
Los expertos afirman que esta es una de las razones que explican por qué las súplicas de los líderes de los países industrializadas para aumentar la producción, tendrán un efecto limitado.
Otra razón es las enormes ganancias obtenidas por los principales países productores de petróleo, según John Deutch, del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Dijo al Servicio Noticioso que las ganancias de estos países exceden lo que necesitan para financiar sus programas nacionales.
Steve Andrews, cofundador del grupo de investigación sin fines de lucro Asociación para el estudio del pico del petróleo y el gas – USA, indicó que extraer más petróleo con poca antelación, no siempre está en el mejor interés de los países ricos en petróleo. Puede dificultar sus iniciativas para diversificar sus economías y para gestionar sus recursos con el bienestar de sus generaciones futuras en mente, afirmó al Servicio Noticioso.
Los saudíes han sido criticados en los medios de comunicación estadounidenses y por el Congreso por no hacer lo suficiente para aumentar la producción. Pero Foss señaló que entre bastidores han hecho un gran esfuerzo para poner más petróleo en el mercado. Los productores de petróleo saben que deben andarse con cuidado, porque hasta cierto punto los altos precios del petróleo pueden impulsar a los consumidores al consumo de combustibles alternativos y a la conservación de combustible, suprimiendo así la demanda de petróleo y causando una baja repentina de los precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.