Apple dice que cargar tu iPhone sin quitarle la funda no es bueno

El fabricante ofrece consejos para maximizar el rendimiento de la batería y evitar su degradación con el uso

Apple es uno de los fabricantes más rácanos con la capacidad de las baterías que incluye en sus terminales, lo que no quiere decir que el rendimiento sea malo. Tanto el “hardware” como el “software” que emplean los iPhone son sumamente eficientes en la gestión de energía y así el fabricante consigue que los 3.227 mAh de capacidad que ofrece la batería del iPhone 13, una cifra que no se ve en ningún otro terminal de su categoría, luzcan como si fueran bastante más.

En cualquier caso, una mayoría de usuarios se ve en la necesidad de cargar su iPhone diariamente y para que ese plazo no se vaya acortando más con el uso, Apple ofrece una serie de consejos útiles en la página de soporte de su web. Algunos evidentes y otros más llamativos, como la conveniencia de quitarle la funda a un iPhone cuando se pone a cargar si se quiere prolongar la vida de la batería.

El motivo está en que algunos tipos de fundas ayudan a que, durante la carga, se genere un exceso de calor en el dispositivo y eso a la larga afecta a la capacidad de la batería. Un iPhone no está como para perder mAh, así que la recomendación que Apple realiza es que si notas que se calienta durante la carga, es la señal de que debes quitarle la funda al realizarla.

Entre sus consejos para mantener la salud de las baterías, también se encuentran actualizar siempre el “software” a su última versión y evitar temperaturas extremas. Según la compañía, la temperatura ambiente ideal para un iPhone se encuentra entre los 16 y 22 grados. El rango de temperaturas en el que el terminal funciona es más amplio, entre cero y 35 grados, pero Apple advierte de que una temperatura por encima de ésta última puede dañar permanentemente la capacidad de la batería y también desaconseja ponerlo a cargar cuando la temperatura sea “alta”. La batería también puede perder capacidad en una temperatura ambiente demasiado baja, pero en este caso es una situación temporal y vuelve a la normalidad fuera de esas temperaturas.

Para el caso de guardar un iPhone cuando se deja de utilizar y que la batería no se vea afectada con el tiempo, la compañía recomienda almacenarlo con media carga. Si se hace con la batería completamente agotada, el terminal podría entrar en un estado de “descarga total” que haga imposible volver a cargarlo cuando se quiera volver a utilizar. Y si se guarda para un largo tiempo con la batería completamente cargada, puede perder capacidad.