Aprende cómo arreglar la casa en menos de quince minutos

Cuando se es mamá trabajadora y ama de casa a la vez, las horas del día se hacen cortas para limpiar y mantener a raya cada rincón de la casa.

Sin embargo, los expertos o coachs de organización dicen que con tan solo dedicar 15 minutos diarios a esta tarea se puede mantener la casa organizada sin mucho esfuerzo y sin restarle tiempo a tu ocupada agenda.

La clave  está en organizarse tanto a nivel personal y familiar al poner en práctica  ciertos hábitos que no generan un desgaste físico, pero sí exigen de voluntad, disciplina y constancia.

Hábitos a adoptar

A continuación te proporcionamos una lista de algunos de los hábitos diarios que ayudarán a mantener una casa organizada sin mucho esfuerzo.

  1. Tender la cama a penas se sale de ellapara tomar el baño que refresca y despabila para comenzar el día. Puede que al principio la actividad sea latosa, pero con la práctica esta se hará de manera automática e inconsciente.
  2. En vez de arrojar al piso la pijama que se usa,depositarla directamente en el canasto de la ropa sucia.
  3. Al terminar la acción de cepillar los dientes,tapar de inmediato la pasta dental y colocarla con el cepillo dentro del porta cepillos o la gaveta del mueble del lavamanos.
  4. En lugar de tirar la toalla al piso,colocarla automáticamente en su perchero o dentro del canasto de la ropa sucia si ya se usó más de tres días continuos.
  5. Al concluir la rutina diaria del maquillaje,guardar directamente los productos en el canasto, bolsa o gaveta que se les haya asignado como su lugar y no dejarlos regados sobre la superficie del tocador o del mesón del baño.
  6. Tener en el mueble del baño un rollo de papel toalla y un atomizador con agua y vinagrepara limpiar en cualquier momento del día las gotas de agua y pasta de diente que salpican al espejo ubicado sobre el lavamanos.
  7. Colocar directamente dentro del clósetlas pantuflas, botas, zapatos usados el día anterior en vez de dejarlos tirados por el piso de la sala, el comedor o la habitación.
  8. Al terminar de preparar la cena e ingerir los alimentos,colocar directamente dentro de la lavadora automática de platos las ollas, sartenes, platos, tazas, vasos y cubiertos utilizados. De no tener este electrodoméstico, se aconseja lavarlos de inmediato en lugar de dejarlos acumular en el platero de la cocina. Esto no solo contribuirá a que la casa luzca desordenada, sino que será un foco potencial para invitar a las cucarachas y hormigas a que creen sus nidos dentro del hogar.
  9. Al llegar a casa después de la larga jornada laboral,colgar directamente en el clóset de la entrada, corredor o habitación, el poncho, abrigo o chaqueta que se usó durante el día en lugar de dejarlas tiradas sobre algún sillón de la sala, la mesa del comedor o la silla auxiliar que se tiene en la alcoba. No hay nada mejor que habituarse a no crear pilas de zapatos y piezas de vestir en los diferentes lugares del hogar para la tarea de mantener una casa organizada sin tanto esfuerzo.
  10. Al ingresar a casa la correspondencia diaria,abrir las cartas frente a bote de basura. Con este hábito,  los sobres y avisos publicitarios que no interesan irán directamente a la basura en lugar de quedare regados sobre el escritorio o la mesa del comedor.
  11. Antes de ir a la cama, adoptar la rutina diaria de poner en su lugarjuguetes, libros, ropa y alimentos que se hayan comprado en el supermercado. Los hijos, si se tienen, pueden ayudar recogiendo lo que usaron o es suyo. Este hábito diario reduce a más de la mitad el esfuerzo que se haría de limpiar toda la casa en un solo día.

En cualquier noche, antes de ir a la cama, se puede pasar la aspiradora y el trapo del polvo en el área de la casa que luce más cargada de polvo. Los menores pueden ayudar en esta tarea.

  1. Acostumbrar a los menores a que no dejen tiradas sus mochilas a la entrada de la casa al retornar de la escuela. Los padres deben habituarlos a que las ubiquen en el espacio que se les ha asignado para hacer sus deberes escolares a diario.

En muchos hogares la mesa del comedor se usa como escritorio para estudiar y hacer tareas. Es este caso se aconseja asignarles a los chicos una esquina de la sala para que ubiquen allí sus mochilas escolares mientras llega el momento de hacer los deberes. Al concluirlos, hay que acostumbrarlos a que coloquen todos sus elementos escolares dentro de la mochila para luego ubicarla en el lugar asignado. De esta manera, no solo la mesas del comedor se verá organizada a diario sino que se saldrá sin demora hacia la escuela a la mañana siguiente.

Otras costumbres que ayudan

Los expertos en organización y hábitos que contribuyen a simplificar y reducir el tiempo que se dedica en limpiar la casa, aconsejan:

  • Usar un tapete a la entrada de la casa para atrapar  el polvo y suciedad que se arrastra en la suela de los zapatos. De no tenerlo, la suciedad se riega por toda la casa y se tendrá que aspirar o barrer con una mayor frecuencia.
  •  Acostumbrar a los hijos que practican algún deporte a que apenas concluyan sus entrenamientos o partidos se cambien los zapatos deportivos por unos tenis o chanclas, así no ensuciarán el piso de la casa con el barro, la tierra y los residuos de pasto que quedan en las suelas de los zapatos deportivos. Y para no ensuciar la alfombra del baúl del auto, se aconseja guardarlos dentro de una bolsa o caja de plástico y periódicamente estar limpiando las suelas.