Así se poner la mesa correctamente

Cómo-poner-una-mesa-formal (1)


Muchas son las preguntas que surgen al momento de poner la mesa, ya sea en ocasiones formales, cenas románticas con tu pareja o para comidas casuales en familia.

Aquí están las reglas básicas de protocolo y los cuatro elementos a los que debes prestar especial atención para crear mesas únicas y sofisticadas.

Manteles y servilletas

Lo primero que se coloca en la mesa es un mantel largo de lino, algodón fino o tejido crochet para brunches, almuerzos o cenas de gala; o los individuales, también de tela o en materiales como rafia, corcho, vinilos o hules sintéticos para cada puesto. Las servilletas –siempre de tela y haciendo juego con el mantel para ocasiones formales– se doblan en triángulos o rectángulos y se disponen sobre el plato o a un lado, nunca dentro del vaso o copas. Las de papel –para el día a día– pueden ir del lado izquierdo.

Vajilla según el menú

Toda mesa se pone de acuerdo al tipo y número de platos que se van a servir, así que el servicio puede variar desde dos hasta seis piezas o más. Los platos planos y los hondos forman la configuración básica, a la que se le suma el plato de postre, durante comidas informales. El set completo incluye un plato base o de fondo –que marca el centro de cada puesto–, el plato llano, uno hondo –para sopas y ensaladas– y el plato del pan que irá a la izquierda del principal. Los platos, copas y tazas de postre y café se colocan cuando se haya retirado el resto de la vajilla y sea el momento de los dulces.

Los cubiertos

Solo se colocan los que van a utilizarse y la regla indica que estos se toman desde el exterior hacia el interior, tal como le aconsejaron a Leonardo DiCaprio al inicio de la cena de First class en la película Titanic. El o los tenedores se colocan a la izquierda, con las puntas hacia arriba; del lado derecho van los cuchillos –el de sierra para carnes y el de pescado– con el filo hacia el plato y luego la cuchara. Los cubiertos de postre se disponen arriba del plato base, primero la cuchara con el mango hacia la derecha y segundo el tenedor con el mango hacia la izquierda.

Vasos y copas

Las piezas de cristalería son, según el protocolo, las últimas que se sitúan en la mesa y varían según el tipo de evento. Para desayunos, almuerzos o cenas sencillas e informales se utiliza un único vaso o copa –para las bebidas– y estos se colocan del lado derecho, justo encima del cuchillo. Si se trata de comidas formales, solo se emplean copas. La primera y más grande será la del agua, seguida por la de champaña, la de vino tinto, otra para el vino blanco y, finalmente, la del vino dulce que acompaña el postre, todas dispuestas en el lado derecho. La escala de mayor a menor también señala el orden en que se toman. La mesa como epicentro de reuniones sociales es el lugar para disfrutar de la mejor gastronomía y, también, un espacio para ser decorado con esmero y adaptando las tendencias a los gustos de las anfitrionas.

Tips

• Siempre es agradable, además de vistoso, colocar centros de mesa con flores o plantas naturales, ya sea en vasijas de porcelana o floreros de cristal o plata.
• Una manera en la que puedes evitar recargar la mesa es trabajar con dos máximo tres colores, o bien dejar que la vajilla sea protagonista y el resto de los accesorios sean blancos.
• Explota tu creatividad en detalles personalizados que sorprendan a tus invitados y familiares.
• La limpieza es fundamental. Las manchas, astillas y huellas dactilares en platos y copas son antiestéticas y antihigiénicas..