Aprende como resolver tus problemas cotidianos con remedios caseros

“A grandes males, grandes soluciones”, así dice el dicho, y hay problemas cotidianos que no tienen soluciones demasiado complicadas. En esta nota te traemos algunos trucos que te ayudarán a evitar ciertos males, son muy sencillos y los puedes preparar en casa.

  1. Gárgaras con agua tibia y sal:
    Parece una receta típica de tu abuela o tu mamá, pero la verdad es que funciona. Haciéndola las gárgaras creas un medio hostil para virus y bacterias que hará que mueran.
  2. Limón o aceitunas para el mareo:
    La clave está en comer las aceitunas o chupar medio limón cuando empiezas a sentirte mareada, es ideal para autos o barcos.
  3. Yogurth natural para el mal aliento:
    Las bacterias del Yogurth ayudan a equilibrar la flora bacteriana de la boca y del estómago que pueden estar causando mal olor, por eso te ayudarán. Eso sí, tienes que lavarte los dientes después de cada comida.
  4. Aceite de oliva para la irritación de la piel:
    La gran cantidad de Vitamina E hace que embetunarse con aceite de oliva sea una excelente solución a la hora de disminuir la irritación de la piel o el eccema.
  5. Azúcar para el hipo:
    El azúcar, más sencillo que asustarse, contener la respiración y otras recetas, hace que la lengua active los receptores de sabor por lo que los espasmos se frenan.