Aprendiendo a volar

ccccccccc.jpgUna mujer pastusa que quería aprender a volar. Fue a una escuela de vuelos y le dice al instructor lo que ella desea, Aprender a volar. El instructor le menciona que no tiene aviones disponibles, pero que sí tiene un helicóptero, que si ella gustaba, podía enseñarle.

La mujer acepta y a los mil pies de altura le habla a su instructor por la radio y le dice:
– Todo va perfecto, es una hermosa vista desde aquí.

El instructor contento le contesta:
Siga adelante.

Lo mismo sucede a los dos mil pies. A los tres mil, el instructor nota preocupado que no le había hablado la mujer por la radio, y de repente ve el helicóptero estrellarse.

Corriendo, llega hasta el lugar del accidente y le pregunta a la mujer:
– ¿Esta Ud. bien? ¿Qué pasó?, ¡Si todo iba a pedir de boca!

La señora contesta:
– Tiene razón. Todo iba muy bien, pero a los tres mil pies me comenzó a dar frío, y apagué el ventilador grande que estaba arriba de mi cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.