Aquí están algunos alimentos saludables que pueden hacer mal

images (2)Hay alimentos que aunque podríamos afirmar que son saludables y buenos, tienen algunas contraindicaciones en casos específicos:

Hojas verdes

Algunos vegetales de hojas verdes como la espinaca, la acelga y la col rizada, son ricos en fibra, clorofila, calcio y muchos nutrientes. Pero si se consumen en altas cantidades pueden ser perjudiciales, sobre todo para quienes padecen problemas cardíacos o toman medicinas para prevenir coágulos en la sangre.

Estos vegetales poseen altas cantidades de vitamina K, que está relacionada con la formación de coágulos. Antes de consumirlos, se deben lavar y desinfectar muy bien, pues se consideran transmisoras de virus, como la Salmonella y la Escherichia coli.

Rábanos

Son ricos en vitaminas y fibra, pero también puede ser perjudiciales para personas que padecen deficiencias hepáticas. Poseen varias toxinas que pueden ser procesadas sin problemas por un hígado sano, pero que resultan problemáticas para las personas con problemas hepáticos, quienes deben consumirlos con moderación.

Col rizada

A pesar de tener muchas vitaminas, minerales y tantas propiedades desintoxicantes y digestivas, está contraindicado para aquellas personas con afecciones renales. Esto se debe a que se lo ha relacionado con la aparición de cálculos y problemas con la tiroides. Además, consumida en exceso, la col rizada constituye un poderoso laxante y puede irritar el sistema digestivo.

Jugo de granadas o toronjas

Frutas refrescantes y ricas en vitamina C, no deben ser consumidas por personas con problemas de colesterol, sobre todo si el médico ha recetado fármacos como tratamiento. Las granadas, la toronja o el jugo de estas frutas contienen enzimas que interactúan negativamente con los medicamentos recetados para controlar el colesterol y pueden causar daño hepático, dolores musculares u otras molestias.

Cereales integrales

La mayoría de los cereales para el desayuno son granos procesados con gran cantidad de azúcar, colorantes y sabores artificiales. Aunque lleven impresa la palabra «integral», esto no significa decir que sean completamente saludables. En su lugar, se recomienda desayunar avena o granolas naturales y caseras, que contienen menos azúcar y conservantes, y con mucha más fibra.

Frutas secas

Con regularidad se recomienda consumir frutas secas como los orejones de manzana, plátanos, dátiles, pasas y piñas. Pero lo cierto es que tienen el triple de calorías y de grasas que las frutas frescas. Además, a estas frutas se les añade sulfuro y azúcar para preservarlas por más tiempo, los cuales, en grandes cantidades, son perjudiciales para la salud.