Arqueólogos creen haber hallado pruebas del lugar exacto en el que vivió 300 años atrás el náufrago que inspiró la novela más importante de Daniel Defoe: Robinson Crusoe

_45163345_rrrr.jpgLa isla -ubicada 800 km. al oeste de Chile, en el Océano Pacífico- era conocida bajo el nombre de Aguas Buenas, pero fue bautizada más tarde Robinson Crusoe en honor al personaje creado por Defoe en el siglo XVIII.
Se cree que el escritor británico basó su personaje en Alexander Selkirk, un escocés que vivió confinado en una isla tras un naufragio y que luego fue rescatado en 1709.
Si bien se sabía que se trataba de la isla de Aguas Buenas, nunca se supo el sitio exacto donde vivió Selkirk.
La información recabada por los científicos sugiere que el marino construyó dos refugios cerca de un arroyo y que tenía acceso a un lugar más alto desde donde podía divisar los barcos que pasaban por la zona.
El equipo también descubrió un par de instrumentos de navegación de la época, que muy posiblemente pertenecieran a Selkirk.
El capitán del barco que lo encontró mencionó una serie de instrumentos matemáticos que tenía el marinero.
También dijo en su momento que Selkirk sobrevivió cazando cabras salvajes, aunque los científicos no han podido encontrar pruebas que confirmen esta información.
Los arqueólogos esperan que el sitio atraiga ahora a miles de visitantes que buscan inspiración en el heroico personaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.