Aseguran haber inventado un material que, tras haber sido expuesto al sol por un minuto, irradia luz infrarroja por más de dos semanas

Científicos en Estados Unidos aseguran haber inventado un material que, tras haber sido expuesto al sol por un minuto, irradia por más de dos semanas luz infrarroja que puede ser percibida en la oscuridad.

Un equipo de la Universidad de Georgia indicó que la sustancia que emite luz en el rango del infrarrojo cercano podría ofrecer el «secreto» militar de la iluminación en la noche.

El término infrarrojo cercano se refiere a la porción del espectro infrarrojo que se encuentra más cerca de la luz y que sólo puede verse por medio de dispositivos especializados en visión nocturna.

El material también puede revolucionar el área del diagnóstico médico y ayudar al desarrollo de células solares mucho más eficientes que las actuales.

Los detalles de la investigación fueron publicados en la última edición de la revista especializada Nature Materials(Materiales Naturales).

El material combina los iones de cromo trivalentes que emiten luz en el rango infrarrojo cercano con zinc y germanato, un complejo compuesto óxido.

Los iones de cromo normalmente liberan toda su luz infrarroja cercana en cuestión de pocos milisegundos, después de ser expuestos a «estimulación de la luz» como la luz solar.

Sin embargo, el zinc y los germanatos crean un «laberinto de trampas» que almacenan la energía y permite que se libere en un periodo de hasta 360 horas.

Visión nocturna

Los científicos probaron el material en una diversa variedad de condiciones y consiguieron que podía ser rápida y repetidamente cargado, incluso si el día es nublado o lluvioso.

El equipo indicó que la sustancia fosforescente no necesita ser expuesta directamente a la luz.

Se puede cargar en medio de sombras, debajo del agua o incluso en una solución corrosiva de cloro.

El autor que dirigió la investigación, Zhengwei Pan, señaló que el material podría ser incorporado a discos de cerámica o mezclados con pinturas y tintes por el ejército y otras organizaciones.

«El ejército y los servicios de seguridad podrían usar (esta sustancia) con fines de identificación, ya sea para localizar a personas o equipos en la noche. Las personas con gafas nocturnas podrían verlos», le dijo el profesor Pan.

«También estamos experimentando con nanopartículas de la sustancia para ver si las podemos vincular con células cancerígenas para ayudar a los investigadores y doctores a identificarlas».

El docente explicó que el material podría también ayudar a desarrollar la próxima generación de células de energía solar para hacerlas más eficientes en su proceso de captar y almacenar la luz solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.