Así funcionan los tatuajes inteligentes que te pueden salvar la vida

Gracias a estos tatuajes, será posible diagnosticar y tratar enfermedades como la diabetes, obesidad o migraña.

Decorar la piel con dibujos no es algo ajeno al ser humano. Culturas en Egipto, La Polinesia, América del Sur y Grecia han hecho uso de los tatuajes para denotar su status social, como parte de rituales religiosos o sociales, o incluso con fines terapéuticos (con una técnica similar a la acupuntura). 

Conscientes de estos antecedentes, un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de la Escuela de Medicina de Harvard diseñaron el Dermal Abyss o abismo dérmico como se le nombró a estos tatuajes inteligentes, con la finalidad de usar el cuerpo humano como una pantalla interactiva, mediante la cual se pueda controlar una gran variedad de parámetros relacionados con la salud.

Este gadget en la piel permite obtener una serie de datos médicos de quien lo usa, como su ritmo cardíaco, los niveles de glucosa en la sangre y la temperatura corporal, entre otros. ¿Cómo funciona? En los tatuajes inteligentes, la tinta tradicional es reemplazada por una que contiene biosensores, cuyos colores cambian respondiendo a las variaciones que presenta el cuerpo.

Por ejemplo, la concentración de glucosa se mide en colores que varían del verde al marrón. Los niveles de sodio -que pueden indicar deshidratación- se pueden evaluar al exponer el tatuaje a la luz ultravioleta. Mientras que el sensor de PH, por su parte, se manifiesta cambiando de púrpura a rosa.

Gracias a este mecanismo, será posible diagnosticar y tratar enfermedades como la diabetes, pero también la propensión a la obesidad, a sufrir migrañas o la estabilidad nerviosa. Las pruebas preliminares se han hecho con muestras de tejidos de piel de cerdo, muy parecida a la humana. Y aún no hay fechas para nuevas pruebas en humanos.

EL DATO:
Los tatuajes de DermalAbyss se encuentran aún en proceso de prueba. Una vez que esta tecnología ingrese al mercado, personas con diabetes se podrían ver muy beneficiadas por esta, ya que actualmente necesitan monitorear su nivel de glucosa entre tres y diez veces al día mediante pinchazos. Una incomodidad que podría evitarse con este tipo de tatuajes, puesto que su color indicaría la necesidad o no de insulina en todo momento.