Así puedes blanquear tus dientes naturalmente

Todos quieren una sonrisa más blanca, al igual que unos labios más rojos, ya que son signos de belleza y salud. Sin embargo, blanquear los dientes suele ser costoso en las clínicas dentales, por lo que muchas personas buscan otras formas de lograr una sonrisa blanca naturalmente. Por lo general, métodos caseros con bicarbonato de sodio, que pueden dañar el esmalte y la dentina de las piezas dentales.

Afortunadamente, la Academia Dental de Estados Unidos ha descubierto la ciencia detrás del blanqueamiento dental, y nos ofrece ahora tres recomendaciones mucho más sencillas con las que podemos mejorar nuestra sonrisa cada día.

1# Evita cualquier alimento que contenga colorantes

Esto incluye a los colorantes artificiales de la gelatina, el refresco o los embutidos, y a los colorantes naturales del café, el té, el vino tinto, el tomate y varias especies de remolachas.

Si bien no es posible eliminarlos de la dieta, por diversos motivos nutricionales, sí se puede limitar su impacto diario en los dientes.

Por ejemplo, en el caso de las bebidas, podemos utilizar una pajilla para guiar el líquido directamente a la garganta, y así evitar que se manchen los dientes. Las pajillas, popotes o pitillos reducen el contacto con los ingredientes colorantes y minimizan la decoloración.

Asimismo, para los sólidos, podemos intentar dos métodos curiosos. El primero, licuar la comida con colorantes, para impedir que nuestros dientes tengan que morderla por varios minutos. O el segundo, cepillarse los dientes justo después de consumir ese alimento, para que las manchas no se peguen al esmalte.

Lo que nos lleva a la siguiente recomendación para blanquear los dientes naturalmente.

2# Cepilla tus dientes regularmente

Aunque suene repetitivo, la higiene diaria es sumamente importante para la boca y para los dientes. Después de todo, son nuestra principal herramienta para masticar, saborear y digerir sustancias orgánicas, con todos los riesgos que eso conlleva.

Es por eso por lo que la Asociación Dental de Estados Unidos asegura que mantener una higiene regular tras cada comida puede blanquear los dientes de cualquier persona naturalmente. Eso sí, siempre que se haga de la forma correcta.

La acumulación de placa puede ocasionar manchas superficiales en los colmillos y las muelas, por lo que debemos intentar eliminar este exceso al cepillarnos.

Para ello, basta con realizar movimientos envolventes durante dos minutos, utilizando una buena pasta dental. Es decir, una pasta ligeramente granulosa, como los modelos más tradicionales, que no esté específicamente diseñada para blanquear. Esto debido a que las pastas de blanqueamiento omiten muchos químicos esenciales para la salud del esmalte, en virtud del brillo dental.

Ahora bien, eliminar los excesos no siempre significa excederse durante el cepillado. Muchas personas piensan que, si se cepillan demasiado, van a blanquear sus dientes naturalmente en poco tiempo, pero lo que termina sucediendo es que desgastan el esmalte con la fricción. Lo que oscurece todavía más el color de sus dientes.

La forma correcta de cepillarse es limitar el contacto con las sustancias químicas en la pasta a solo 3 veces al día, después de cada comida.

3# Deja de fumar y de seguir otros malos mlos hábitos

Dejar de fumar no solo tiene un impacto positivo en su salud general, sino que también puede mejorar la apariencia de los dientes. Esto debido a que la nicotina de los cigarrillos es otro tipo de colorante natural. Curiosamente, de los que propicia una decoloración amarilla cuando entra en contacto con el oxígeno.

Algo similar ocurre con el alquitrán, una sustancia que mucha gente en redes sociales utiliza para blanquear los dientes naturalmente, sin saber que están provocando el efecto contrario.

“Hay más peligro que beneficio en el uso de productos naturales, como fresas, limón, carbón y bicarbonato de sodio. Todos estos funcionan eliminando la mancha superficial de los dientes, pero con el uso continuado eliminarán el esmalte. Una vez que pierdes el esmalte, no vuelve a crecer, solo se oscurece”.

Manrina Rhode, odontóloga en la clínica DRMR de Londres

Por lo tanto, dejar ciertos hábitos o tendencias que no están comprobadas clínicamente podría acercarnos a una sonrisa blanca y saludable.

Nuevos remedios para los dientes que… ¿No blanquean todas las dentaduras?

Aunque la efectividad de estas recomendaciones es alta, y ya ha dado sus frutos en otros estudios, puede que muchas personas no perciban ningún cambio en su sonrisa tras varios meses de tratamiento. O solo logren blanquear unos pocos dientes naturalmente.

Esto ocurre incluso en los blanqueos odontológicos, y no es algo de lo que deberíamos preocuparnos. Lo que significa es que simplemente hemos llegado a nuestro nivel máximo de blancura.

Lo que nosotros conocemos “dientes blancos” en realidad es un color aperlado. Naturalmente, ningún diente puede ser blanco ya que la dentina que se encuentra bajo el esmalte es de color amarillo, y sobresale.

En algunas personas, el esmalte es denso, por lo que el color aperlado es más fácil de obtener.  Sin embargo, cuando el esmalte es muy delgado, la dentina subyacente le dará siempre ese tono amarillento. Da igual si usamos métodos químicos para blanquear los dientes, o dietas para mejorar naturalmente la higiene bucal. Con lo cual nuestra sonrisa más blanca podría ser única en su clase.

Por María del Pilar Fernández

Referencias:

How to whiten teeth naturally at home https://www.livescience.com/how-to-whiten-teeth-naturally-at-home

Laboratory assessment of tooth whitening by sodium bicarbonate dentifrices https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/10518866/

DientesDientes amarillosHigiene de los dientesSonrisa