El Banco Mundial pronostica desaceleración global en 2012 y 2013

La institución señaló que la situación en Europa ha empezado a contagiar a otros países, incluidas las economías emergentes

Agencia: EFE

La mayoría de los países del mundo registrarán una desaceleración en 2012 y 2013 a raíz del efecto de la crisis económica en Europa, pronosticó hoy el director del Grupo de Perspectivas Económicas del Banco Mundial (BM), Hans Timmer.

Timmer, quien adelantó que la institución dará a conocer en las próximas cuatro semanas un panorama actualizado de las perspectivas globales, señaló que la situación en Europa ha empezado a contagiar a otros países, incluidas las economías emergentes.

‘Casi sin excepción las tasas de crecimiento son menores para casi todos los países, de manera significativa para el año próximo y hasta en 2013’, indicó el directivo del BM en un foro de análisis organizado por la Fundación Carnegie de Washington.

‘Eso tiene que ver con lo ocurre en Europa, la intensificación de la crisis; muchos países europeos están en recesión y eso está expandiéndose a otros países’, añadió.

Timmer atribuyó también la desaceleración al impacto en la producción que generó el tsunami que golpeó a Japón, así como al estrechamiento de las políticas en países emergentes y la degradación de la calidad crediticia de Estados Unidos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió por su parte a principios de diciembre que podría recortar sus proyecciones de crecimiento de la economía mundial, tras la persistente desaceleración que registra la actividad en Europa.

En septiembre pasado, el FMI advirtió que la economía global se encontraba en una espiral descendente, marcada por una intermitente volatilidad en los mercados financieros, además de una frágil estabilidad.

El FMI anticipó en ese sentido que el crecimiento económico para este año sería de marcha moderada en comparación a 2010, alcanzando un 4.0 por ciento del Producto Interno Bruto, y que ese ritmo se prolongaría hasta 2012.

Timmer consideró que si bien 2011 ‘no fue un desastre, fue muy decepcionante’.

Al respecto, subrayó que la crisis en Europa generó en parte un aumento de la proliferación de la incertidumbre en el mundo, en especial desde agosto, incluidos los países emergentes que han mostrados debilidad en sus divisas.

Timmer destacó en especial la ‘aguda desaceleración’ experimentada por Brasil y China.

Durante el panel, otros expertos coincidieron que China crecerá también menos en 2012, a un nivel de entre 8.0 a 8.5 por ciento, un descenso de alrededor de un punto en relación con 2011 y consideraron improbable un desplome mayor del coloso asiático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.