BMW tiene un sedan grande totalmente equipado que pesa 2 toneladas y acelera hasta 210 en 13 segundos. Lo interesante es que Audi y Mercedes Benz también tienen su exponente

descargaNo es común que un vehículo de 5 metros de longitud pase por las curvas como muchos deportivos, lleve a 4 personas perfectamente sentadas, y que de pronto los haga ver la aguja ‘’acostada’’ en los 300 kilómetros por hora

Por Fernando Santos Morales

Por lo general en las berlinas más grandes de las 3 firmas de lujo por excelencia, BMW, Audi y Mercedes Benz, se pone a disposición de los clientes o se estrena lo último en términos de equipamiento de seguridad y confort. En ésta época, para bien de todos y a diferencia de tiempos pasados, éstas tecnologías demoran poco en llegar a las marcas comunes, hasta en sus autos compactos.

También se han venido convirtiendo en la punta de lanza con motores gigantes turbocargados provenientes de emblemáticos coupes que entregan unas cifras de caballos y potencia  abismales; ubicados en el compartimiento de éstas lindas carrocerías, convierten a estos automóviles en rabiosos deportivos.

Me refiero a 3 vehículos con turbocargadores gemelos, inyección directa de gasolina, y de 8 cilindros en V: Audi RS7 con un 4 litros bi turbo de 560 caballos, BMW M6 grand coupe  -preciosa carrocería de 4 puertas que ‘’desmiente’’ a simple vista las 2 puertas esperadas-, con un 4.4 de 552 equinos, y al Mercedes Benz CLS 63 AMG, con una imagen que revolucionó e innovó hace 10 años con una carrocería coupe pero de 4 puertas, y que en su segunda generación atrajo a más clientes que nunca. Entrega 577 en su motor de 5.5 litros.

Son preciosos sedanes de 4 puertas (5 en realidad en el Audi que a propósito de su carrocería hatchback, tiene el baúl más amplio con potencial aumento al abatir las sillas). Según los afortunados colegas de Car and driver USA, las prestaciones medidas con el infalible equipo electrónico conectado vía satélite, muestran que aceleran desde cero a 100 kilómetros por hora en un promedio de ¡¡¡3.3!!! segundos.

Pero ahí no terminan las buenas noticias porque hasta 160 y 210, se demoran 8 y 13 segundos respectivamente. A 210 entre los 13.0 del ’’BM’’ y 13.5 del Mercedes hay apenas medio segundo o 5 décimas, ¿Qué no es nada? Fácil: a 210 kilómetros por hora constantes se recorren 58.33 metros en un segundo, saquen sus conclusiones….

Las cifras son aún más impresionantes cuando consideramos que el que hasta hace 2 años era el segundo mejor Ferrari del mundo, el 599GTB Fiorano, con un 6 litros de 12 cilindros y 612 caballos, aceleraba hasta 100 en 3.8 segundos  -3 décimas ¡¡más!!-,  que el más lento de estos 3 sedanes de lujo que lo hace en 3.5….lo mejor es que hasta 160, lo hacía en los mismos 8.

De ahí en adelante la diferencia en la potencia máxima (caballos) del Ferrari con 612, contra los 560 del Audi, se empiezan a notar rompiendo la barrera de aire hasta su velocidad máxima de 330 por hora, mientras que los tres ‘’sólo’’ llegan a 300 – 305, con diferencias en caballos de 8 menos en el M6 y 17 más en el Mercedes.

El Ferrari 6 cambios, contra 8 del Audi y 7 de los otros 2. Parecería que menos relaciones hacen un Ferrari menos eficaz, pero sus relaciones son más cortas   -no hay disculpa-,  que en el  Mercedes y el BM.

Mejor relación peso potencia en Ferrari, con relaciones más cortas y más caballos, tendría que acelerar más rápido…..casi increíble lo que va haciendo el positivo desarrollo de la ingeniería automotriz cuando vemos que el Ferrari está en las 1.8 toneladas de peso, mientras que éstas grandes berlinas están muy muy cerca de las 2 toneladas!!

Por peso, el Ferrari debería acelerar mejor hasta 160, pero no es así. La tracción integral del Audi y el Mercedes sirve mucho para pasar tanta potencia al pavimento en los primeros metros del ‘’pique’’: ¿algo más?

Sí, en frenado, por lo menos en la precisa medición desde 70 millas (112 kilómetros por hora) hasta quedar quietos, al Ferrari le tomó 47.5 metros y al ‘’peor’’ de los 3 autos sujetos de ésta nota, el Mercedes CLS 63 AMG, 45.1 metros parando 1.5 metros adelante del mejor, el Audi RS7. La única explicación es que tanto el Audi (con 419 milímetros de diámetro) como el M6, tienen discos delanteros de mayor diámetro, y en todos son carbono cerámicos, incluyendo el Ferrari.

En cada una de las alemanas existen sedanes un poco más grandes (BMW serie 7, Audi A8, Mercedes Benz clase S todos en la versión de más distancia entre ejes) dignos de ser llevados por un buen conductor, mientras el afortunado dueño viaja placenteramente leyendo, trabajando, o simplemente deleitándose con el paisaje del que hace parte el velocímetro que puede ir oscilando entre los 200 y los 300 kilómetros por hora de velocidad máxima en tramos de una autobahn alemana.

A pesar de ser muy grandes en tamaño y precio que va entre los 130 y 150.000 dólares según su equipamiento con sendos motores, cajas y tracciones, estos BMW, Audi y Mercedes, son para disfrutarlos desde el volante, por sus deportivas suspensiones, los frenos inagotables y eficaces con la precisión de la dirección, y la alta seguridad activa que permite el poder adelantar en plano, subida, o bajada, a todo lo que haya en las vías.

Claro que también se pueden disfrutar desde las sillas traseras, y de vez en cuando se podría hacer, para recordar que vamos a bordo de unas excepcionales berlinas. Igualmente, se puede mandar a descansar al conductor, para darnos el gusto de ‘’humillar’’ a muchos deportivos de las mejores familias, igualándolos y hasta superándolos en cifras no sólo de aceleración y frenado, sino de consumo y menores emisiones de CO por kilómetro recorrido.

En comodidad aún más, por el mayor espacio interior y unas sillas traseras perfectas independientes con masajes, calefacción y ventilación. Definitivamente, lo mejor de 2 mundos: deportividad sin límite, con la seguridad el espacio y el lujo de los mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.