Boeing e importantes aerolíneas anuncian la incorporación de nuevos integrantes al Grupo de Usuarios de Combustibles de Aviación Sustentables

2008050117britishairwaysspecialoffers.jpgEl sector redobla sus esfuerzos por identificar prácticas sustentables para los combustibles de aviación del futuro

Boeing [NYSE: BA] y los integrantes del llamado Grupo de Usuarios de Combustibles de Aviación Sustentables, un grupo de trabajo de la industria encabezado por líneas aéreas, anunciaron hoy que varias aerolíneas líderes han sido aceptadas como miembros del grupo. A los actuales integrantes ahora se suman Alaska Airlines, British Airways, Cathay Pacific, TUIfly y Virgin Blue.
Hasta ahora el grupo había estado integrado por Air France, Air New Zealand, ANA (All Nippon Airways), Cargolux, Gulf Air, Japan Airlines, KLM, SAS y Virgin Atlantic Airways. Boeing y UOP, una empresa de Honeywell dedicada al desarrollo de tecnologías de refinación, son miembros asociados. 
Desde su creación en el otoño de 2008, este grupo de aerolíneas ha venido conformando una base de aerolíneas, organizaciones ambientales, proyectos de investigación, además de prácticas y principios que pueden contribuir a acelerar la comercialización y disponibilidad de biocombustibles sustentables.
Los miembros del Grupo de Usuarios se han comprometido a trabajar a través de la Mesa Redonda para los Biocombustibles Sustentables (RSB, por sus siglas en inglés), una iniciativa global integrada por algunas de las principales organizaciones ambientales, inversionistas, desarrolladores de biocombustibles, empresas petroleras interesadas en el tema de los biocombustibles, el sector del transporte, asociaciones dedicadas a la lucha contra la pobreza en países en desarrollo, centros de investigación y gobiernos. Todos los integrantes de la RSB y el Grupo de Usuarios coinciden en que un esquema incluyente que abarque múltiples sectores, intereses y regiones es la mejor manera de garantizar que la próxima generación de biocombustibles sea desarrollada de manera sustentable.
Trabajando a través de representantes del Grupo de Usuarios, las ideas y puntos de vista del sector aeronáutico están siendo incorporadas en la «Versión 1» de los principios y normas de la RSB, el primer conjunto ampliamente evaluado y aceptado de normas internacionales para la producción de biocombustibles sustentables. Las normas serán sometidas a prueba, mejoradas y adaptadas a través de los esfuerzos futuros de los integrantes del Grupo de Usuarios y la RSB, y serán evaluadas mediante un esquema participativo de investigación y desarrollo que incluye revisión por pares.
Estos esfuerzos estratégicos de los integrantes del Grupo de Usuarios y la RSB buscan lograr que se disponga de fuentes de combustible renovables que puedan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de la aviación comercial en combustibles fósiles, lo que podría, en potencia, mitigar la exposición del sector a la volatilidad de los precios de combustibles.
Además de los proyectos de investigación previamente anunciados tendientes a explorar el uso de las algas y la jatrofa, el grupo también emprenderá, este mismo año, una evaluación de la sustentabilidad de las halófitas, una clase de plantas que prosperan en hábitats de agua salada. Esa iniciativa evaluará las emisiones de bióxido de carbono a lo largo de todo el ciclo de vida del combustible, así como los impactos socioeconómicos de su producción. A medida que se aproxime la fecha de inicio del proyecto se anunciarán más detalles. Todas estas evaluaciones de sustentabilidad serán objeto de una revisión científica por pares y servirán como guía al RSB para depurar la Versión 1 de las normas.
“La aviación está haciendo su parte al afrontar los retos ambientales y de consumo de combustible, y la labor que desarrollan estos líderes de la industria representa la vanguardia de estos esfuerzos”, afirmó Billy Glover, director administrativo de Estrategia Ambiental de Boeing Commercial Airplanes. “En los últimos diez años se han demostrado grandes avances técnicos y, conforme nos acercamos a la aprobación de estos combustibles de generación avanzada, estamos desarrollando rápidamente prácticas de sustentabilidad y trabajos de investigación permanente que nos permitan seguir por el camino correcto”.
A fin de ser elegibles para pertenecer al grupo, los integrantes deben adherirse a criterios de sustentabilidad que estipulan lo siguiente:
•    Las fuentes vegetales de combustibles de aviación deben ser desarrolladas de tal manera que no compitan con los cultivos de alimentos y se minimicen los impactos para la biodiversidad; además, el cultivo de dichas fuentes vegetales no debe poner en riesgo las fuentes de suministro de agua potable.
•    Las emisiones totales de gases de efecto invernadero a lo largo de todo el ciclo de vida, desde el cultivo hasta la cosecha, el procesamiento y la utilización final, deben ser significativamente menores en comparación con las asociadas a los combustibles de aviación derivados de fuentes fósiles.
•    En las economías en desarrollo, los proyectos de desarrollo deben contemplar medidas o resultados que mejoren las condiciones socioeconómicas de los pequeños productores cuya alimentación depende de la actividad agrícola, sin que se requiera el desplazamiento de las poblaciones locales.
•    Para el desarrollo de fuentes vegetales de combustibles de aviación no deberán talarse ecosistemas nativos ni áreas de alto valor desde el punto de vista de la conservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.