British Airways (BA) pidió a miles de sus empleados que trabajen gratuitamente para ayudar a que la empresa sobreviva

090616144313_sp_ba_226×170b.jpgEn un correo electrónico enviado a su personal -unas 30.000 personas- BA dijo que buscaba voluntarios para realizar tareas entre una semana y 30 días, ya sea como vacaciones no pagadas o directamente como empleo no remunerado.
El director ejecutivo de la aerolínea, Willie Walsh, decidió dar el ejemplo al aceptar trabajar gratuitamente en julio, renunciando a su salario mensual de unos US$100.000.
El mes pasado, BA reportó una pérdida anual de US$600 millones, la peor caída registrada desde su privatización en 1987.
Walsh explicó que la compañía estaba tratando de ahorrar fondos con el objetivo de «luchar por su supervivencia».
«Estoy pidiendo a cada parte de la empresa que participe de alguna manera en esta estrategia para salvar a British Airways», dijo. «Nos sirve cualquier ayuda».
En las últimas semanas, BA ha mantenido conversaciones con los sindicatos para acordar nuevas maneras de reducir costos. Se espera que este miércoles se anuncie un nuevo convenio sobre salarios y productividad.
El editor de la revista especializada Airliner World, Tony Dixon, dijo que la empresa resultó perjudicadas por adquirir combustible «en un mal momento», es decir, cuando ese insumo estaba caro y debía ser pagado con libras esterlinas devaluadas.
Un portavoz de la empresa aclaró que no había una meta definida de ahorro en relación con el pedido de trabajar gratis realizado a los empleados.
«No tenemos una cifra, pero cuanto más se pueda, mejor», afirmó.
Una propuesta similar fue lanzada el mes pasado, cuando BA pidió voluntarios para trabajar durante un mes gratuitamente o durante vacaciones no remuneradas. En esa ocasión hubo más de 1.000 interesados.
Pero la versión más reciente del esquema es más flexible, porque brinda la posibilidad de «regalar» tareas a la empresa al menos por una semana.
El salario perdido será restado de la paga de los empleados en un periodo de tres a seis meses.
BA dijo que otras aerolíneas, tales como Cathay Pacific, han lanzado planes similares y que la mayoría de sus empleados se han plegado a ellos.
Muchos empleadores han recortado salarios o reducido la carga horaria desde que el Reino Unido entró en recesión el año pasado.
«En casos como el de Honda, directamente se cerró la firma por varias semanas», afirmó Alistair Hatchett, del centro de investigación Incomes Data Services.
«Donde está claro que las circunstancias económicas son difíciles, la gente está más dispuesta a discutir opciones.
«Pero cuando los compañías actúan de forma oportunista, sus propuestas son todo un desafío», advirtió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.