Buscan desenterrar el secreto de la sonrisa de la Mona Lisa

Investigadores está tratando de identificar a la mujer que sirvió de modelo para la Mona Lisa, el más famosos de los cuadros de Leonardo da Vinci, mediante la exhumación de los restos de una noble italiana.

El experto en historia del arte Silvano Vinceti cree si localiza los restos de Lisa Gherardini, puede probar si esta posó o no para la pintura de Da Vinci.

Un certificado de defunción descubierto recientemente sugiere que la mujer murió en 1542 y que está enterrada en un convento cerca de Florencia.

Y la excavación comenzará en el convento de Santa Úrsula (Sant’Orsola) este mes.

El misterio detrás de la Mona Lisa y su enigmática sonrisa ha obsesionado a los expertos en historia del arte por más de 500 años.

“Por fin podremos poner fin a un debate de siglos y comprender mejor la relación entre Leonardo con sus modelos”, le dijo Vinceti a la agencia de noticias Associated Press.

«Para él, pintar también significaba representar físicamente las características internas de sus personajes”.

Usando la ciencia, Vinceti espera conseguir muestras de ADN del cráneo de Gherardini -quien era esposa de un rico comerciante de sedas- y reconstruir su rostro.

El equipo de investigación coordinado por Vinceti ya ha logrado reconstruir el rostro de varios artistas empleando sus cráneos.

En junio pasado, el investigador también dijo haber identificado los huesos del pintor renacentista Caravaggio y descubierto la posible causa de su misteriosa muerte.

Pero algunos no creen que las pruebas obtenidas al analizar huesos con siglos de antigüedad puedan considerarse concluyentes.

Vinceti también ha estado estudiando a la Mona Lisa durante meses y afirma haber encontrado símbolos escondidos en la pintura, que se exhibe en el museo del Louvre, en París.

El experto cree que Gherardini puede haber servido de modelo para el retrato en un inicio, pero que Da Vinci puede haberse visto influenciado posteriormente por el rostro de un joven aprendiz que también habría sido su amante.

Y esa podría ser la explicación de la enigmática sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.