Camerún crea un nuevo parque para el gorila occidental del río Cross, el más raro y amenazado del mundo

_45252133_081128_gorila.jpg

El gobierno de Camerún ha creado un nuevo parque nacional para proteger al gorila occidental de río Cross, el más raro del mundo, que está críticamente amenazado.
El Parque Nacional de Takamanda, en la frontera con Nigeria, es el hábitat de unos 115 gorilas del río Cross.
La población total de esta subespecie se estima en menos de 300.
La noticia sucede en anticipación a la primera reunión en Roma de 10 gobiernos cuyos territorios incluyen hábitats de gorilas y que han formado una alianza para proteger estos primates.
El Acuerdo de los Gorilas se resolvió en junio y congrega a todos los países donde las diferentes especies y subespecies se encuentran.
La Sociedad de Conservación de la Naturaleza (WCS, por sus siglas en inglés) ayudó a establecer el parque Takamanda con la creencia de que logrará disminuir la caza y la destrucción forestal que han mermado los números del gorila del río Cross.
«Se debe elogiar al gobierno de Camerún por tomar este paso para salvar el gorila del río Cross para generaciones futuras», dijo Steven Sanderson, presidente y gerente ejecutivo de WCS.
«Al crear este parque nacional, Camerún envía un poderoso mensaje sobre la importancia de conservación».
Los gorilas podrán desplazarse libremente entre la reserva del Takamanda y el Parque Nacional del Río Cross de Nigeria al otro lado de la frontera, ayudando reparar la fragmentación del hábitat que puede aislar pequeñas poblaciones salvajes.
Hace dos años, cuando la mayoría de las poblaciones de gorilas estaban en descenso, los grupos ambientalistas y gobiernos interesados empezaron un proceso diseñado a reunir a todos los países donde estos animales viven bajo un convenio de conservación.
El Acuerdo de los Gorilas, formulado bajo la Convención de Especies Migratorias de la ONU, fue el resultado.
Entre otras cosas, los gobiernos afiliados se comprometieron en garantizar la protección de un hábitat adecuado, cooperar entre ellos, controlar la propagación del virus de Ébola, fomentar la conservación de gorilas y minimizar el conflicto entre las poblaciones animal y humana.
El sábado, los 10 países miembros sostendrán su reunión inaugural en Roma.
«Haber firmado el acuerdo fue un gran logro para la conservación», dijo David Greer, coordinador del Programa de Grandes Simios del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).
«Llegó la hora de tomar acción. Unidos, estudiaremos que pasos específicos deberían tomar cada gobierno para garantizar que los gorilas tengan un futuro seguro en estado silvestre – a través de la acción directa y de manera que las comunidades locales también se beneficien».
Este es un aspecto crucial del acuerdo. Se estima que unas 15.000 personas viven de la flora y fauna del bosque Takamanda. Sin involucrarlos en las iniciativas de conservación, no sería factible la protección del gorila del río Cross.
Otras amenazas como los conflictos serían idealmente abordados bajo el acuerdo. La tensión en la República Democrática del Congo ha llevado el conflicto armado al Parque Nacional de Virunga, haciendo la conservación imposible y aumentando la posibilidad de que los gorilas sean cazados para alimento.
La coalición de grupos, incluyendo el Programa Ambiental de la ONU y la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios, declaró 2009 como el Año del Gorila como una medida para elevar la consciencia sobre estos animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.