«Carta para el próximo hombre que ame a mi Ex»

images (11)Este artículo fue originalmente escrito por Luke Bennington para Thought Catalog.

“Para la próxima persona que la ame:”

“Probablemente te estés preguntando por qué te estoy escribiendo. Ya sé que parece raro, pero me siento obligado a hablar contigo. Ya que tú eres la persona que ahora ella llama hogar, creo que hay unas cuantas cosas que deberías saber de ella.”

“Odia cuando los huevos no están bien cocidos. Muchísimo. Ni siquiera los puede mirar sin que le den náuseas. La forma de hacerlos es cocidos o revueltos. Confía en mí con respecto a este asunto.”

“Algunas veces se va a dormir apretando tu mano tan fuerte que estás casi seguro que necesita que la salves de algo. Pero no es así. O, al menos ella dirá que no lo necesita. Acaricia su espalda hasta que se quede dormida. Mantén de alguna forma el contacto físico durante toda la noche, sólo para que sepa que estás allí.”

“Cuéntale sobre tu niñez. Va a querer saberlo todo, así que no te saltes ni un detalle. A ella le fascinan las historias de las personas. Escúchala cuando cuenta sus historias y escúchala atentamente. No entrega esta información con facilidad.”

“Dile que es hermosa cuando se despierte en la mañana, cuando sus ojos estén somnolientos y no se haya maquillado. Bésala la frente en la noche cuando su cara esté manchada con lágrimas porque el libro que estaba leyendo ya se terminó. Estas son las veces en las que es importante que le digas lo linda que es.”

“Algunas veces fuma cuando bebe. Dice que lo hace porque es lo que su padre siempre hacía. Si te molesta que fume, díselo. Y, si la besas lo suficiente, va a dejar los cigarrillos en casa.”

“Existen razones por las que algunas veces es distante. No te lo tomes como algo personal. Hay cosas de su pasado que todavía la persiguen. Lo cual no quiere decir que no confía en ti. Es solo que ha perdido a tantas personas en su vida y tantas personas la han decepcionado que ya no tiene expectativas de nadie. Le cuesta dejar entrar a las personas, le cuesta darse cuenta de que puede contar con ellas. Dale tiempo.”

“Tal vez te preguntes por qué te estoy diciendo todo esto. La verdad es que ella es lo mejor que me ha sucedido en la vida, pero fue el momento oportuno. Nunca nos encontramos en el lugar correcto ni a la hora correcta. Supongo que podría decir que nunca me sentí como que la tenía en realidad. Y, tal vez nunca la tuve. Nunca lo sabré.”

“Lo que te quiero pedir es esto: respétala. Ámala. Sé honesto con ella. Y, siempre sé leal.”

“Les deseo a los dos lo mejor»