China 2022: los primeros juegos olímpicos con nieve falsa

¿Habrá nieve en los próximos Juegos Olímpicos?

Toda la nieve de estos Juegos Olímpicos ha sido creada gracias a una startup italiana

Ya el año pasado, un estudio publicado en la revista Current Issues in Tourism lo advertía: solo una de las 21 ciudades que albergaron los Juegos Olímpicos de Invierno en el último medio siglo, tendrá un clima adecuado para los deportes de invierno a fines de este siglo si no controlamos los combustibles fósiles. Pero esto China ya lo sabía hace tiempo. Y por eso no es extraño que haya tomado precauciones y haya convertido a estos juegos en los primeros con nieve falsa.

Para ello, tres años atrás, contactaron con TechnoAlpin. La startup de creación de nieve con sede en Italia, está proporcionando los 350 productores de nieve requeridos, siete salas de máquinas y estaciones de bombeo que albergan 51 bombas de alta presión y nueve torres de enfriamiento para los juegos.

“Estamos muy orgullosos de decir que somos la única empresa que proporciona los sistemas de fabricación de nieve para los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022?, aseguró el gerente de área de TechnoAlpin Asia, Michael Mayr, en una entrevista esta semana.

El problema es el cambio climático. Las laderas de los alrededores de Beijing son demasiado secas y cálidas para crear nieve para los Juegos Olímpicos de Invierno, por lo que estamos viendo los primeros Juegos Olímpicos de Invierno con nieve 100 % artificial. La solución, aunque momentánea, no es la mejor.

Existen múltiples problemas con la nieve artificial, incluido el hecho de que su creación requiere una cantidad asombrosa de energía. El Comité Olímpico Internacional estimó que se usarán cerca de 200 millones de litros de agua para crear toda la nieve. Suficiente para que 100 millones de personas beban durante un día.

Otro problema es que la nieve artificial tampoco es tan segura para los deportistas, según el estudio Slippery Slopes: How Climate Change is threatening the 2022 Winter Olympics (Pistas resbaladizas: cómo el cambio climático amenaza los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022), publicado la Universidad Loughborough University.

Y aquí es cuando surge la pregunta: si la nieve es cara, utiliza agua potable valiosa y no es tan segura como la nieve natural para los atletas, ¿realmente vale la pena? Esta es la primera ve que nos enfrentamos, cara a cara, con el cambio climático en los JJOO. Pero vendrán más ya que, según el estudio citado al inicio, los JJOO de verano también corren peligro debido al cambio climático. El informe, liderado por Kirk Smith, de la Universidad de California, analizó 645 ciudades y hasta el 98,5% de ellas (todas en el hemisferio norte) no cumplirán los requisitos para que se lleve a cabo una maratón dentro de 30 años.