China inauguró la línea de alta velocidad más rápida del mundo, que circula a una velocidad media de 350 kilómetros por hora

China inauguró ayer sábado la línea de tren de alta velocidad más rápida del mundo, que une la ciudad de Wuhan, en el centro del país, con la sureña Cantón.

Los convoyes viajan a una velocidad media de 350 kilómetros por hora.

Los dos primeros trenes, que salieron de Wuhan y Cantón a las 09:00 hora local, concluyeron el trayecto de 1.069 kilómetros en tres horas, lo que supone una reducción de siete horas y media con respecto a los convoyes tradicionales.

Durante los viajes de prueba, iniciados el pasado 9 de diciembre, los trenes alcanzaron una velocidad máxima de 394,2 kilómetros por hora.

Según informaron medios chinos, la inauguración de la nueva línea de alta velocidad ha hecho que las compañías aéreas se hayan visto obligadas a bajar los precios de los billetes considerablemente.

Pekín ha anunciado planes para poner en funcionamiento en los próximos tres años 42 líneas de alta velocidad, con una longitud total de 13.000 kilómetros.

De esta manera, en 2012 se podrá llegar de Pekín a la mayoría de las capitales de provincia en menos en unas siete horas.

una de las innovaciones de los nuevos convoyes es que pueden viajar tanto por las vías de alta velocidad como por las convencionales, lo que mejora la eficiencia de la red ferroviaria del país.

Cuando la infraestructura de alta velocidad esté completa en 2012, podrá transportar 7.000 millones de pasajeros anualmente.

Se espera que para entonces, la red se haya expandido de los actuales 20.000 kilómetros a más de 110.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.