China registra desaceleración en tasa de crecimiento

El banco central instó a los prestamistas a canalizar más financiamiento hacia la economía real.

La tasa de crecimiento de China se desaceleró por sexto trimestre consecutivo y registró su ritmo más lento en más de tres años, remarcando la necesidad de una mayor vigilancia de las políticas pese a señales de que las medidas adoptadas hasta ahora están comenzando a estabilizar la economía.

El crecimiento del 7.6 por ciento interanual en el segundo trimestre estuvo apenas por encima de la meta oficial del Gobierno de una expansión del 7.5 por ciento para todo el año, y bajó el promedio del primer semestre a 7.8 por ciento, debajo del 8 por ciento que en caídas previas ha provocado una firme respuesta gubernamental.

La medición del Producto Interno Bruto (PIB), divulgado el viernes junto a una serie de otros datos económicos, estuvo mayormente en línea con las expectativas de los inversores.

La marcha de la economía es crucial para administradores de fondos que junto a una desaceleración en China -la segunda economía mundial más grande- enfrentan una expansión débil de los restantes miembros del grupo BRIC -Brasil, Rusia e India-, grandes impulsores marginales del crecimiento global.

«Yo diría que probablemente lo peor ya pasó y vamos a ver alguna estabilización, e incluso una mejoría, en el crecimiento en el próximo trimestre», dijo Sun Junwei, economista de China en el Banco HSBC en Pekín.

El analista destacó una mejoría del crecimiento trimestral y la estabilidad de otros datos de junio, como inversión en activos de renta fija, producción industrial y ventas minoristas.

«Depende mucho de cuánto será la fuerza de más alivios, pero creo que existen buenas posibilidades de que (las autoridades) estén dispuestas a responder a esta desaceleración del crecimiento», agregó.

Hasta ahora, la respuesta oficial a la desaceleración, ceñida rígidamente a un mantra de sintonía fina y una serie de ajustes a las políticas fiscal y monetaria en los últimos ocho meses, ha dejado a la economía camino a su crecimiento anual más bajo desde 1999.

«En este momento, mi foco no es qué tan profunda fue la caída para la economía en el segundo trimestre, sino cuánto tiempo se va a mantener en un agujero», afirmó Dong Tao, economista especializado en China en el Banco Credit Suisse en Hong Kong.

Dos recortes a la tasa de interés referencial en un mes -el último de ellos la semana pasada-, y medidas de liberalización que permiten descuentos al crédito de hasta un 30 por ciento más, son señales para otros de que las autoridades harán todo lo que puedan para apuntalar el crecimiento.

Llamado del banco central

También, el banco central de China instó a los prestamistas a canalizar más financiamiento hacia la economía real, particularmente a los sectores de industrias de servicios, de medioambiente y de energía. También dijo que los bancos deberían «responder activamente» a las medidas de liberalización de la tasa de interés.

Sheng Laiyun, portavoz de la oficina de estadísticas china, dijo que los datos señalan que la economía se estaba estabilizando en el segundo trimestre y que el crecimiento en la primera mitad del año estaba en línea con lo esperado.

La previsión de crecimiento estimada para el segundo trimestre en un sondeo de Reuters fue de un 7.6 por ciento.

Otros datos entregados junto al PIB revelaron que la inversión en activos fijos creció un 20.4 por ciento en el año hasta junio, contra el 20.1 por ciento previsto en un sondeo de Reuters.

En tanto, las ventas minoristas en junio subieron un 13.7 por ciento interanual frente al 13.8 por ciento de mayo, y la producción industrial se expandió un 9.5 por ciento ante expectativas de un 9.8 por ciento.

Los precios de las acciones en Asia y las monedas emergentes asiáticas subieron levemente después de conocerse los datos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.