Científico de Naciones Unidas exhorta al mundo a tomar «muy en serio» el peligro de los asteroides

_45262482_081202_siddle_b1.jpgUn destacado científico al servicio de Naciones Unidas exhortó a la comunidad internacional a trabajar en conjunto para reducir el riesgo de que un asteroide choque con nuestro planeta.
La exhortación, hecha por el profesor Richard Crowther, coincide con un encuentro de expertos en el espacio que recomendaron una respuesta coordinada y con criterios científicos para hacerle frente a la amenaza.
El grupo, conocido como la Asociación de Exploradores Espaciales (ASE, por sus siglas en inglés), recomienda que las misiones para interceptar asteroides sean aprobadas por toda la comunidad internacional.
La Organización de Naciones Unidas (ONU) tiene prevista una reunión para febrero en la que tratarán el tema. 
Las recomendaciones de los expertos, casi todos científicos o ex astronautas, están contenidas en un informe en el que subrayan los peligros de los asteroides.
«El impacto de uno de ellos pudo haber sido la causa de la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años, el que cayó en Tunguska, en 1908, provocó un incendio de 2.000 kilómetros cuadrados en Siberia, suficiente para reducir a cenizas una ciudad como Nueva York», dice el documento.
Agregan que la amenaza más inminente se puede materializar en menos de 20 años. Se espera que el asteroide Apofis pase cerca de la Tierra y los estudios señalan que hay una posibilidad en 45.000 de que choque con el planeta.
Si el Apofis pega en la superficie terrestre generará una explosión de 500 megatones, 100 veces más potente que el de Siberia.
Crowther, del Consejo Británico de Instalaciones Científicas y Tecnológicas (STFC, por sus siglas en inglés), preside el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas para Objetos Cercanos a la Tierra y advierte que esta amenaza debe tomarse «muy en serio».
«El problema es que se trata de un solo incidente, pero que puede provocar un gran número de víctimas», le dijo Crowther.
En general, los miembros de Naciones Unidas coinciden en la necesidad de tomar medidas, pero pocos están de acuerdo en cuáles son los pasos que se deben dar para implementarlas.
El profesor Crowther elogió el informe de la ASE y dijo que será debatido por el grupo que él coordina en Naciones Unidas para diseñar un plan de acción durante su reunión de febrero.
«Mucho de lo que se dice en el informe coincide con lo que ya nosotros estamos sugiriendo. Se necesita coordinación, mucho trabajo en los observatorios y mucha gente mirando hacia el lugar correcto en el momento justo», dijo el científico.
El documento afirma que la mayoría de los asteroides que ingresan a la atmósfera terrestre son muy pequeños y se queman antes de chocar con la superficie.
Pero los más grandes -con un ancho igual o superior a 200 metros- deben ser desviados de su posible trayectoria de impacto con el planeta.
Los investigadores proponen varias formas de hacerlo. Una de las más drásticas es estrellar una nave espacial contra el asteroide para desviarlo. Otra es hacerlo mediante una explosión nuclear.
Crowther agrega que la fuerza de gravedad también se puede utilizar para desviar a los asteroides.
«Se puede aprovechar la atracción natural de una sonda espacial hacia uno de estos cuerpos para desviarlo lentamente», afirma.
Asegura que si se hace a suficiente distancia de la Tierra, la órbita del asteroide se puede modificar ligeramente para apartarlo de la trayectoria de impacto.
La ASE sugiere que se ponga en marcha una combinación de monitoreo científico e investigación con una estrategia política global.
Según Crowther, el consenso científico es general, pero el político puede ser un poco más difícil de alcanzar.
«Tenemos que decidir bajo un marco de consenso político quién va a enfrentar el problema y con qué autoridad», apunta el científico.
«Es una responsabilidad que la ONU tiene que asumir en los próximos dos o tres años. La clave es establecerlo antes de que haga falta, cuando la gente todavía es razonable y objetiva», añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.