Científicos del Instituto Europeo de Bioinformática (IEB) demostraron que es posible guardar textos, imágenes y sonidos en moléculas de ADN

Los investigadores transcribieron un megabyte de datos -entre los que había los sonetos completos de Shakespeare y extractos del discurso «Tengo un sueño» de Martin Luther King- al lenguaje del AND.

Después, un laboratorio en California transformó esa información en moléculas de ADN y las enviaron de regreso a Europa por correo.

Cuando los investigadores del IEB leyeron la información del ADN y la pasaron de nuevo al ordenador, pudieron recuperarla sin ningún error.

Los científicos aseguran que una taza pequeña de ADN podría almacenar 100 millones de horas de video en alta definición a un costo mínimo.

Además, los investigadores señalan que el ADN podría guardar información durante miles de años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.