Científicos desarrollaron una serie de prendas textiles biomédicas capaces de monitorear a pacientes con insuficiencia cardíaca

_44481489_ropacamiseta.jpgSe trata de sábanas, almohadas y camisetas que con sensores textiles llevan un registro de los signos vitales del paciente durante su vida diaria.
El proyecto -llamado MyHeart (Mi Corazón)- es financiado por la Unión Europea (UE).
Los aparatos, desarrollados por las empresas Philips y Medtronic, comenzarán a probarse en mayo en varios hospitales de la UE.
«El objetivo de estos aparatos es vigilar al paciente esté donde esté» dijo el doctor Ramón Vover, de la Unidad de Arritmias del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, uno de los hospitales donde serán probadas las prendas.
«Cuando el paciente está en casa o cuando está dando un paseo o haciendo esfuerzos, podemos vigilarlo a través de la camiseta», explica el experto.
Junto con la ropa, el paciente recibe un mango para tomar la presión arterial, una báscula y una agenda digital portátil (PDA, en sus siglas en inglés).
Tanto la ropa, como el aparato para la presión arterial y a báscula se comunican por vía inalámbrica con el PDA y ésta envía la información al hospital.
Una vez que se tiene la información, el personal especializado puede hacer un diagnóstico, detectar una tendencia y reaccionar a ésta.
Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en una de las principales causas de muerte en el mundo occidental.
Se sabe que un estilo de vida saludable y un diagnóstico a tiempo son esenciales para evitar estas enfermedades y salvar millones de vidas.
El proyecto, dicen los investigadores, es una herramienta para combatir los principales factores de riesgo que las causan, como la hipertensión.
Se trata de evitar infartos u otros eventos graves, y a la vez, ofrece al paciente la necesaria motivación para cambiar su estilo de vida.
«La idea es que en el futuro el paciente pueda llevar la camiseta todo el día y, si surge una señal de alarma, ésta será enviada al hospital y entonces se generarán las asistencias necesarias», afirma el doctor Vover.
Y agrega que «el aparato nos va a indicar cuando el paciente presenta arritmias malignas que pasan solas o arritmias benignas que predicen que el paciente puede empeorar».
A su vez, el aparato de tensión arterial indicará si ésta está bien controlada y la báscula registrará un aumento de peso que puede ser grave en un paciente con insuficiencia cardiaca.
«No es para ver si el paciente engorda o no -explica Ramón Vover- sino porque en la insuficiencia cardíaca el paciente gana peso porque retiene líquidos y eso lo hacer poner mal».
Además de la camiseta, los pacientes utilizarán almohadas y sábanas «inteligentes» que captarán la frecuencia cardíaca mientras duermen a través del cuello, orejas y pies.
Un pequeño dispositivo instalado en medio de la cama registrará la respiración del individuo.
Tal como explica el cardiólogo español, el estudio en Hospital Clínico se llevará a cabo con pacientes con insuficiente cardíaca.
«La mayoría de estos pacientes han tenido un infarto de miocardio previo, por lo que tienen un corazón debilitado y pueden ser víctimas tanto de retención de líquidos o arritmias malignas», dice.
«Con todo este sistema logramos controlar estos dos aspectos fundamentales de la enfermedad».
«Pero esperamos que el día de mañana tenga utilidad con todo tipo de pacientes cardiovasculares que requieran una vigilancia desde casa y en su vida normal», explica el especialista.
El proyecto MyHeart cuenta con un presupuesto de US$32 millones y se espera que eventualmente sea vendido a los sistemas nacionales de salud de los distintos países europeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.