Científicos estadounidenses afirman haber «transformado de manera fundamental» el entendimiento de la esquizofrenia desde el punto de vista genético

La comprensión de la esquizofrenia, desde el punto de vista genético, se ha «transformado de manera radical», afirma un grupo de científicos estadounidenses.

Un estudio publicado en la revista Nature Genetics demuestra que, en al menos la mitad de los casos de esquizofrenia en los cuales no hay antecedentes familiares de la enfermedad, aparecen involucradas «nuevas mutaciones» en el ADN.

Los científicos descubrieron mutaciones en 40 genes y estos hallazgos -afirman- explican el alto número de casos en todo el mundo.

La esquizofrenia es bastante común. Afecta a una de cada cien personas durante su vida.

Los genes juegan su papel en la enfermedad. Un 10% de la gente con esquizofrenia tiene algún pariente que la padece.

Nuevas mutaciones

Sin embargo, lo que los científicos están enfatizando ahora es que los genes participan en el establecimiento de la enfermedad incluso en casos en que no hay herencia involucrada.

El ADN de una persona no es nunca una copia exacta del código genético de sus padres. Hay mutaciones en el momento de la formación de óvulos y espermatozoides.

El equipo del Centro Médico de la Universidad de Columbia analizó el código genético de 225 personas, algunas, pacientes de la enfermedad, y otras, sanas.

El equipo encontró mutaciones en 40 genes que estaban ligados a la esquizofrenia.

La directora del equipo, la doctora María Karayiorgou, dijo:»El hecho de que las mutaciones provengan de distintos genes es particularmente fascinante.

«Indica que hay más mutaciones que pueden contribuir a la esquizofrenia de las que pensábamos. Esto se debe, probablemente, a la complejidad de los circuitos neuronales que son afectados por la enfermedad. Se necesitan muchos genes para su desarrollo y función».

El investigador del mismo equipo, Bin Xu, dijo:»La identificación de estas perjudiciales mutaciones nuevas ha transformado fundamentalmente nuestro entendimiento de las bases genéticas de la esquizofrenia».

Se piensa que la complejidad del cerebro y la gran cantidad de genes involucrados proporcionan un gran objetivo para las mutaciones.

El estudio argumenta que esto «aporta una explicación plausible, tanto para la alta incidencia global de la esquizofrenia, como para la persistencia de la enfermedad, a pesar de los variables factores medioambientales».

La institución de beneficencia Rethink Mental Illness (Redefinamos la Enfermedad Mental) expresó que la investigación de las enfermedades mentales iba muy por detrás de otros males.

Su director ejecutivo, Paul Jenkins, dijo: «Acogemos con beneplácito cualquier investigación que nos ayude a desarrollar un mejor enfoque de las causas de la esquizofrenia y que, al final, nos acerque a nuevas formas de prevenir o de tratar la enfermedad en el futuro».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.