Científicos finlandeses lograron calcular la masa del mayor agujero negro conocido en el espacio

_44349935_blackhole.jpgEl objeto celeste tiene una masa 18.000 millones de veces mayor que la del Sol y seis veces mayor que lo calculado en mediciones anteriores.
El objeto, llamado OJ287, es orbitado por un agujero negro menor, lo que ayudó a medir su masa de manera más precisa.
Los agujeros negros son lugares en el espacio en los cuales la gravedad se ha hecho tan poderosa que ni siquiera la luz puede escapar a su fuerza de atracción.
Este descubrimiento permitió que los científicos pusieran a prueba por primera vez la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein en un campo gravitatorio fuerte.
Los hallazgos de la investigación fueron presentados en el 211º encuentro de la Sociedad Astronómica Americana celebrado en Austin, en el estado de Tejas.
Los científicos creen que el sistema binario de agujeros negros impulsa un quásar: un cuerpo celeste de gran luminosidad, que irradia grandes cantidades de energía.
Se encuentra relativamente cerca de nosotros para ser un quasar -a unos 3.500 años luz en la constelación de Cáncer- lo que lo convierte en uno de los objetos de este tipo más estudiados.
Emite una señal intermitente, con dos pulsaciones mayores cada 12 años. A partir de ello, los astrónomos fueron capaces de construir modelos para predecir la llegada de las pulsaciones.
El equipo de investigadores de la Universidad de Turku, en Finlandia, liderado por Mauri Valtonen, preparó sus observaciones para una pulsación prevista para el pasado 13 de septiembre.
Su detección en el momento preciso confirmó el modelo, sugiriendo que OJ287 es un agujero negro binario.
Los investigadores creen que a medida que el agujero negro más pequeño orbita alrededor del más grande, golpea el disco de materia que lo envuelve dos veces.
El impacto libera gas caliente del disco que proviene de ambos lados.
Esta es la fuente de la pulsación óptica que pude observarse desde la tierra.
Con la confirmación de la naturaleza binaria del sistema también los astrónomos pudieron realizar mediciones más precisas de la masa del mayor de los agujeros negros.
Previamente ya se había sugerido que los agujeros negros con este tamaño de masa debían existir en quásares, aunque esta es la primera vez que se confirma.
El campo gravitatorio entre los dos agujeros es tan fuerte que nunca ha sido posible comprobar la Teoría General de la Relatividad, de Albert Einstein, en una situación tan extrema.
El equipo de científicos finlandeses consiguió demostrar que con la Teoría de Einstein se podía calcular el comportamiento correcto de la órbita binaria.
Los investigadores lograron medir esta tendencia con un nivel de precisión del 10%, aunque creen que puede mejorarse con futuras observaciones.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.