Científicos japoneses generan tejido complejo de riñón a partir de células

El equipo del Dr. Nishinakamura ha generado tejido complejo de riñón, conformando una estructura tridimensional, no meramente plana, a partir tan solo de células madre embrionarias de ratón. (Imagen: Tanigawa, S. et al., Nature Communications, 2022. CC BY 4.0)

Unos científicos han creado tejido complejo de riñón de ratón, conformando una estructura tridimensional, no meramente plana, a partir tan solo de células madre embrionarias de ratón cultivadas.

Estas versiones reducidas de órganos se denominan organoides y se perfilan como el camino hacia la creación de órganos completos bajo demanda, con los cuales cubrir la necesidad de trasplantes sin tener que depender de donantes.

El avance ahora conseguido es obra del equipo del Dr. Ryuichi Nishinakamura, de la Universidad de Kumamoto en Japón.

La clase de estructura ahora obtenida por Nishinakamura y sus colegas es la tercera de un conjunto de tres en el que el equipo ha estado trabajando durante varios años. Y ya ha sido combinada con éxito con las otras dos, dando como resultado un organoide de arquitectura muy similar a la de un riñón normal.

El riñón es un órgano muy importante para mantener una buena salud, ya que actúa como filtro para extraer los residuos y el exceso de agua de la sangre. Es un órgano complejo que se desarrolla a partir de la combinación de tres componentes. Habiendo logrado reproducir los tres, el equipo del Dr. Nishinakamura ya ha demostrado su capacidad potencial de generar un riñón completo, al menos de ratón.

Hasta donde saben Nishinakamura y sus colegas, este es el primer caso documentado sobre la generación en laboratorio de una estructura renal tan compleja a partir tan solo de células.

Por otra parte, el equipo ya ha conseguido inducir la formación de los dos primeros componentes del riñón a partir de células madre pluripotentes inducidas humanas. Si el tercer y último componente también puede generarse a partir de células humanas, debería poder conseguirse un riñón humano igualmente complejo.

«Estamos trabajando muy duro para generar un riñón humano totalmente funcional», subraya el Dr. Nishinakamura. Él y sus colegas esperan que lo obtenido en su línea de investigación y desarrollo sirva, a corto plazo, para generar organoides de riñón humano en los que probar fármacos y otros tratamientos experimentales para enfermedades renales, y, a largo plazo, para generar riñones humanos aptos para trasplantes.

Nishinakamura y sus colegas exponen los detalles técnicos de su logro en la revista académica Nature Communications, bajo el título “Generation of the organotypic kidney structure by integrating pluripotent stem cell-derived renal stroma”.