Cinco libros que han sido censurados en algún momento de la historia

diario_de_ana_frank2Son obras que enfrentaron un tipo de censura específica por un tiempo y lugar, como la Segunda Guerra Mundial, o por el ataque indirecto a dogmas católicos que hace Dan Brown.

El diario de Ana Frank

Este libro fue escrito por una niña judía que, junto con su familia, se escondía de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Murió en un campo de concentración, y su diario fue publicado después de su muerte. Ha sido censurado por organizaciones en diferentes países.

Las aventuras de Huckleberry Finn

Esta novela de Mark Twain está considerada como una de las mejores obras norteamericanas jamás escritas. Publicada en 1884 para un público infantil, ha enfrentado debates sobre si refuerza estereotipos en un tono racista. La palabra “negro” es utilizada 242 veces en toda la novela, por lo que ha sido catalogada como un ejemplo grotesco del racismo norteamericano.

Lolita

La controversial novela de Vladimir Nabokov sobre la obsesión de un hombre de mediana edad por una niña de 12 años provocó fuertes reacciones después de su publicación en 1955. Fue prohibida en el Reino Unido hasta 1959. Otros países como Francia, Bélgica y Argentina continuaron con la censura durante muchos años. Sin embargo, la polémica de esta historia ha sido tan fuerte que incluso el término Lolita es considerado como referencia.

Mi lucha

La autobiografía de Adolfo Hitler se vendió por millones durante el régimen nazi, pero después de la derrota, Alemania lo tiene en la lista negra. Las autoridades del país germánico prohíben este libro como un compromiso con la sociedad y por respeto a las víctimas del Holocausto. Algunas organizaciones están luchando para retirarle la censura, pues aseguran que el tenerlo como prohibido sólo aumenta su poder y el misticismo a su alrededor.

El Código Da Vinci

El best-seller de Dan Brown fue prohibido en el Líbano por la sugerencia que hace de que Cristo tuvo relaciones sexuales con María Magdalena (aunque el autor hace una clara explicación sobre lo ficticio de sus argumentos). La Iglesia Católica ha pedido a sus feligreses que se abstengan de leer la novela pues pone en entredicho los dogmas de esta religión.